16 de julio de 2016 00:00

Bohemio y sexi, dos características del biquini tejido a croché 

Los ternos de baño y ‘tops’ hechos con ganchillo vienen desde los 70. Dos marcas ecuatorianas los hacen.

Los ternos de baño y ‘tops’ hechos con ganchillo vienen desde los 70. Dos marcas ecuatorianas los hacen. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 15
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)
aalvarado@elcomercio.com

El tejido con ganchillo es visualmente delicado y se relaciona con lo romántico y típicamente femenino. Tiene un aire ‘vintage’ y en lo biquinis nos traslada a la playa de los 70, de onda bohemia.

Marcas como Tommy Hilfiger o Victoria’s Secret trajeron de esa década el biquini a croché. La primera propuso para este verano sombreros, vestidos, trajes de baño y otras tejidas con los colores de la bandera rasta: verde, amarillo y rojo. Victoria’s Secret, como el espíritu de la firma manda, se ha apegado a diseños súper sensuales, con un toque naif y romántico.

En esta temporada también destaca Kiini, una empresa neoyorquina cuyo principal producto es el biquini de poliéster y spandex con los filos bordados con vistosos colores y diseños.

Los trajes de baño a croché sin duda están de regreso. Los altos precios de estas marcas, que se deben al largo y delicado trabajo manual de tejer, o la dificultad de acceder a tiendas que vendan estos productos han ocasionado un curioso fenómeno.

En sitios como YouTube han proliferado los tutoriales para tejer con ganchillo. Las entusiastas de la moda ‘do it yourself’ (o hazlo tú mismo) suman este nuevo talento a sus habilidades y algunas incluso se dedican a tejer para sus amigas y conocidas.

Es el caso de Paola Pazmiño y Nancy Velásquez, quienes iniciaron a elaborar tops y biquinis a croché para sí mismas, pero su talento las motivó a vender sus diseños.

Pazmiño, guayaquileña, se graduó este año del colegio. Mientras espera el papeleo para ir a estudiar arquitectura a España, teje unos 5 biquinis a la semana. También hace ‘crop tops’ y ‘halter tops’.

De hecho, su marca Loop Crochet fue creada hace un año porque decidió aprender a tejer para hacerse una blusa corta. Cuando salió del colegio ya dominaba la técnica, así que lanzó sus productos en Instagram, donde publica los diseños disponibles o los que hace bajo pedido.

Pazmiño usa lana acrílica. Los biquinis salen a la venta desde USD 35. También vende las prendas por separado: el top tiene un precio de USD 20 y el panty, de USD 15.

Hace envíos a todo el Ecuador a través de courier y se hace un recargo extra equivalente al costo del envío. La creadora de Loop Crochet planea seguir con su emprendimiento desde España.

Velásquez es de las Islas Margaritas, en el Caribe venezolano, y vive en Ecuador desde hace seis meses. La moda de los turistas que llegan a las playas de su localidad la inspiraron a aprender el tejido con ganchillo, pues ella no sabía de tiendas que vendan productos similares.

Aprendió junto a una artesana y después investigó para hacer sus diseños de tops y panties. Después lanzó su marca, que se la puede ubicar en Instagram como MGTA Crochet Style.

Velásquez usa hilo de algodón hipoalergénico. Los ‘crop tops’ y ‘halter tops’ (blusas que se sujetan en el cuello) tienen un precio de USD 25. Los biquinis se venden desde USD 25 hasta USD 40.

La emprendedora venezolana hace envíos gratis a todo el Ecuador y también vende en la peluquería Picasso Botticelli (Núñez de Vela y Av. Atahualpa).

Uno de los objetivos de estas iniciativas es ofrecer productos bajo pedido para que sean más personalizados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)