3 de octubre de 2017 15:19

El agua ya no es solo un problema medioambiental, según experta brasileña

Imagen referencial. Marussia Whately, experta en temas de agua y saneamiento, cree necesaria una "nueva cultura del agua". Foto: Pixabay

Imagen referencial. Marussia Whately, experta en temas de agua y saneamiento, cree necesaria una "nueva cultura del agua". Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La situación del agua en el planeta es actualmente un punto estratégico en la agenda de muchos países, organismos internacionales y empresas y ha dejado de ser tratado solo como un problema medioambiental, asegura la arquitecta y urbanista brasileña Marussia Whately.

En declaraciones a Efe, la experta en temas de agua y saneamiento consideró necesaria una "nueva cultura del agua" ante el "estrés" de los episodios climáticos de sequías o inundaciones que se suceden en todo el planeta.

Whately, que se encuentra en Barcelona para participar en una conferencia del ciclo 'Agua y metrópolis', recalcó que la crisis del agua en el planeta tiene dos frentes.

El primero y más urgente, que indicadores como el último informe de riesgos del Foro Económico Mundial señalan que el agua ha pasado de ser considerado un problema medioambiental a ser un derecho humano.

De hecho, es uno de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y factor transversal para los otros dieciséis, señaló Whately.

El segundo es la emergencia del tema y la necesidad de actuaciones para enfrentarlo ante la incidencia de la sequía en los incendios que se han registrado en Brasil una cifra récord este año, explicó.

Solo en septiembre pasado se registraron 95 000 incendios en diferentes zonas del país, cifra récord según datos oficiales.

Pero es la "deforestación en grandes zonas de la Amazonía" uno de los factores que "más influye en los ciclos del agua", resaltó Whatelu, que insistió en que, aunque "no está científicamente demostrado, cuanta menos flora hay, menos capacidad de generar lluvia" se produce.

Y en Brasil la deforestación de la Amazonía es un problema ya que se está viviendo "un momento políticamente complicado con el actual gobierno".

El Gobierno del presidente Michel Temer ha dado concesiones a sectores económicos muy "atrasados", y "la minería tiene la intención de abrir nuevas áreas de producción en la Amazonía".

"Es una situación muy preocupante" ya que la deforestación va en aumento, sostuvo Whately, quien añadió que esta situación tiene tres aristas.

La primera, la menor producción de lluvia por la reducción de flora, y la segunda, la incidencia regional.

"La deforestación generará menos humedad en todo el continente porque la tala se está produciendo también en la zona central de Brasil donde hay un ecosistema cerrado, lo que está reduciendo las lluvias que vienen del norte", explicó.

"Es la zona más deforestada y se está transformando en una zona de monocultivos para los agronegocios, con un mayor consumo de agua para la irrigación y otros usos".

Y por último, en el área local, en los lugares donde se ha acabado con la vegetación, habrá que observar cómo va a reaccionar la situación en períodos de sequía.

Por todo ello es necesario una "buen y transparente gestión del agua", insistió la arquitecta brasileña. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)