Comidas abundantes, con variedad de platillos, para fin de año. Foto: EL COMERCIO

Comidas abundantes, con variedad de platillos, para fin de año. Foto: Sabores

comer fuera

20 países reciben el año nuevo con comida 

Ana Veintimilla. Redactora (I)

Las tradiciones y supersticiones resurgen en esta época del año. Cada familia se adapta a las que más conoce. En Ecuador se acostumbra a quemar el año viejo para dejar atrás todo lo malo y aventurarse a un nuevo ciclo, comer las 12 uvas –una por cada mes del nuevo año-, correr con una maleta para asegurar viajes futuros.

La comida está presente en los rituales caseros en todo el mundo. En cada región las actividades o productos que se comen buscan un mismo fin: prosperidad y buena suerte para el año que llega. Aquí se presenta una breve recolección de costumbres culinarias que se realizan en 20 países de todo el mundo.

La más popularizada es el brindis con champagne o bebidas burbujeantes. Esta costumbre –señala el portal Martha Stewart- inició en la época medieval con un grito de exclamación ‘Waes haeil’, una frase que se traduce como un deseo de “qué estés bien de salud”. A lo que en español se ha acortado con un breve: Salud.

Comidas abundantes y detalles curiosos de las tradiciones hacen de esta una interesante lista para quienes deseen probar nuevas cosas para atraer en el 2017.

1.- España:
Las tradicionales uvas que se comen en el país son una costumbre española. Las campanadas son televisadas desde la media noche por lo que en cada hogar se puede seguir el ritmo para consumir las frutas con cada toque. Cada uva representa un mes del año que está llegando. Existe la creencia de que las uvas más dulces representarán un buen mes y las agrias meses con menos suerte.

2.- México:
Además de repetir la tradición española de las uvas la comida mexicana es abundante para celebrar la noche vieja. Los tamales son un alimento típico de la fecha porque requieren un gran esfuerzo de elaboración. También se adelantan un poco al día de reyes y elaboran la rosca de reyes. La diferencia es que la cocinan con una moneda en su interior para la buena suerte de quien reciba esa porción.

3.- Cuba:
Al igual que en Austria el país caribeño recibe el año nuevo con carnes. Es costumbre asar un cochinillo completo en ambos países. A este animal se le carga con la representación de que al cocinarlo y comerlo se avanza hacia el futuro.

4.- Brasil e Italia:
En Brasil las tradiciones varían pero una se mantiene en la mayoría de regiones. Los habitantes comen lenteja al día siguiente, es decir el 1 de enero. La lenteja significa abundancia y se la puede elaborar en diferentes preparaciones como sopa o arroz con lenteja. En Italia las lentejas se consumen por su similitud con las monedas.

5.- EE.UU.:
Una tradición que se ha popularizado es el consumo de leguminosas y col verde en la noche vieja. Combinarlos en un mismo plato hace referencia a un deseo de prosperidad. Entre estos ingredientes las arvejas simbolizan suerte, el jamón riqueza y el color de la col representa dinero.

6.- Argentina:
Para los argentinos el fréjol tiene una función especial el día de Año Nuevo. La costumbre dicta que al comer este poroto la persona mantendrá su trabajo o tendrá mejores oportunidades laborales en el año.

7.- Francia:
La mesa francesa elegante y clásica ofrece platos festivos de tradición para celebrara el fin de año. Un postre infaltable es el ‘croquembouche’ que se traduce como algo que ‘cruje en la boca’. Un postre en forma de torre que se arma con profiteroles rellenos de crema pastelera. Un postre que también se lo ve en bodas.

8.- Holanda:
Los holandeses prefieren que su comida tenga una forma específica en esta cena. Los buñuelos de manzana o los ‘oliebollen’ son muestra de ello. Para hacer una transición hacia el nuevo año la comida que sirven a la mesa debe tener formas redondas o circulares. Lo que significa que el año ha realizado un ciclo completo.

9.- Alemania
El chucrut alemán o ‘sauerkraut’ es tradicional en estas fiestas. Este alimento se hace a base de hojas de col fermentadas en salmuera (agua con sal). Es costumbre comerlo como acompañamiento de carnes de cerdo, res o costillas, entre otros. El chucrut se sirve en un pocillo y existe la superstición de que mientras más hilachas tenga la mezcla fermentada habrá más prosperidad en el año.

10.- Grecia:
La comida tradicional incluye carne de cordero o de cerdo. Las supersticiones se asemejan a las preparaciones mexicanas. En Grecia se hornea un pan de dulce que se conoce como ‘vasilopita’, que de hecho se traduce como bollo de reyes. En él se esconde una moneda y traerá suerte a quien le toque esa porción. Se sirven de otras mañas para atraer buena suerte, pues cuelgan una cebolla en la puerta de entrada para simbolizar el nacimiento de un año nuevo.

11.- Dinamarca:
Una tradición danesa no involucra la comida pero si la vajilla. Lanzar platos a la puerta de los vecinos atrae buena fortuna y es un símbolo de amistad. En Dinamarca y Noruega se prepara el postre ‘kransekage’ por fin de año. Este platillo se construye como una torre de anillos, colocados uno encima del otro. Cada anillo se elabora con almendra, azúcar y clara de huevo formando mazapán. SE decora con motivos festivos como banderas, botellas de vino, etc.

12.- Suecia y Noruega:
El año nuevo se recibe comiendo dulces en estos dos países. En la noche se come un arroz con leche en una preparación que se asemeja a un pudín. La tradición dicta que se esconda una almendra en el pudín y quien la reciba tendrá prosperidad en el año. A esta persona se le suele obsequiar un cerdo elaborado con mazapán.

13.- Irlanda:
La comida es abundante en la mesa irlandesa. Una tradición antigua dicta que se elaboren varios pasteles grandes. El bizcocho de cada pastel se aplasta y se combina para que los invitados puedan comer las migas. Esto simboliza la esperanza de un nuevo año abundante. Aunque no todos mantengan esta tradición ha evolucionado al Día del Pan. En donde se deja fuera de la puerta un pan con mantequilla para los vecinos.

14.- Estonia:
La abundancia en la víspera marca el siguiente año según la costumbre en Estonia. Se come de siete a 12 veces en el día para ganar fuerza para el nuevo año. Aunque sobran un poco de cada plato para los espíritus que visitan la casa la noche vieja.

15.- Turquía
Las granadas se comen en esta época en Turquía porque al comerlas vendrá abundancia y fertilidad en el año.

16.- Escocia
En la víspera de Año Nuevo se cocina un pastel de avena conocido como ‘hogmanay’. El plato es una atracción para los niños. Para los adultos, el coneo se celebra con una copa de whiskey. Pasado el abrazo de celebración se hace un intercambio de comida y bebida entre vecinos.

17.- Japón
El país asiático mantiene una tradición singular. Para recibir el año comen fideos largos llamados ‘toshikoshi soba’. Este tipo de fideo es más grueso, largo y está hecho con alforfón o trigo sarraceno y hasta se lo conoce con el nombre popular de fideos de cruce o fin de año. El plato se come justo antes de que llegue la media noche y el truco está en sorber los fideos completos sin romperlos, así representan una nueva y larga vida.

18.- Corea
El año nuevo en Corea se recibe con el ‘tteokguk’. Una sopa elaborada con pasteles de arroz, huevo, carne y algas secas. Mientras comen juntos la celebración se festeja como un cumpleaños. Cuando la comen todos cumplen un año más juntos.

19.- Filipinas
Al igual que en Holanda, en Filipinas las formas de la comida cuentan. No solo en platillos elaborados sino también en las frutas. Por lo que la mesa para recibir el año se decora con frutas redondas.

20.- Asia
En los países asiáticos el consumo del pescado es clave en esta época. Este animal carga la simbología de la esperanza. Así el nuevo año vendrá con optimismo.

Fuentes: Food Network, Martha Stewart y The Daily Meal.

________