1 de May de 2010 00:00

LA RIQUEZA PETROLERA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4

El petróleo es la principal fuente de recursos del Estado y mueve la economía del país. Demanda una administración profesional y responsable. Es tiempo de poner al país en perspectiva para analizar la política hidrocarburífera, a la luz de los hechos y de las grandes demandas nacionales.

Más allá de los discursos y las proclamas, el Ecuador requiere de una política petrolera equilibrada, coherente, seria y eficiente. Cabe destacar el nombramiento de un profesional de amplio conocimiento al frente de una Cartera de Estado tan representativa para la economía.

Es importante aquel equilibrio señalado para proteger los recursos que son de todos. Sin proclamas nacionalistas de barricada, generando las condiciones para que las empresas más serias encuentren una atmósfera favorable para traer recursos y generar un negocio que debe resultar rentable para los que ponen el dinero y para los dueños de la riqueza del subsuelo.

Por eso se insiste en una gestión ética y profesional y por eso se criticó los años perdidos en una administración encargada a quienes no cumplían los requisitos técnicos para dirigir una de las grandes empresas del continente como Petroecuador. Hay que seguirle los pasos a la reingeniería.

Hay que estudiar las reformas a la Ley de Hidrocarburos, inexplicablemente retenidas en un cajón del Ministerio. Se trata de dar seguridad jurídica y resultados.

Se debe emprender la renegociación de los contratos con las empresas extranjeras con fórmulas amigables pero rentables para las partes, sin amenazas ni voces estentóreas, alejando el peligro de demandas millonarias.

Hay que revisar el tema de las refinerías y la conveniencia de alianzas estatales de tinte geopolítico más que técnico.

Una política petrolera lucrativa, responsable y abierta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)