Juicio contra exmilitares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 104

El Alto Mando de las Fuerzas Armadas dio un mensaje institucional al hacerse presente en la Corte Nacional de Justicia,en el primer juicio que se instaura por presuntos delitos de lesa humanidad.

Encabezada por el Jefe del Comando Conjunto, la cúpula de las tres ramas se presentó en el más alto organismo de la Justicia, tomando una posición que ha sido calificada de ‘espíritu de cuerpo’.

Los acusados de presuntos crímenes habían sido llamados para responder por torturas y hasta violaciones contra ciudadanos que fueron investigados, detenidos y aislados bajo la sospecha de pertenecer al movimiento subversivo Alfaro Vive Carajo (AVC), en el gobierno del presidente León Febres Cordero.

Las lecturas pueden ser diversas, y todas preocupantes. Una primera tiene que ver con la idea de que el delito juzgado pudiera involucrar a la institución en su conjunto y no solo a los mandos que supuestamente ejecutaron las acciones. Si es así, y se demuestra a lo largo del juicio, ello supondría una responsabilidad en delitos que no prescriben, y además significaría que hubo sistematicidad en su presunto cometimiento.

Otra visión sostiene que la acción de los uniformados fue una respuesta de la fuerza pública ante los asaltos, asesinatos y secuestros cometidos por varios integrantes del grupo subversivo.

Al abrir una polémica de tal magnitud, las autoridades políticas y judiciales no deben perder de vista las implicaciones que la causa entraña, para la tranquilidad presente y futura del país.