Género, poder y política

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 19

El debate sobre la equidad de género es un tema contemporáneo y necesario.

En el Ecuador la legislación y los enunciados han ido otorgando al tema cada vez mayor fuerza.

Lamentablemente, en la coyuntura política, el prólogo de la campaña y la propaganda opacaron algunas acciones colectivas programadas. Pero el asunto es clave en una sociedad que quiere ser mejor.

Datos recientes de crímenes como el femicidio muestran el avance en la tipificación, como señala la Fiscalía, pero la cifra de 33 de estos casos en lo que va del año refleja una realidad cruel de la cual la sociedad toda debe tomar nota.

Los datos del Instituto de Estadísticas y Censos cuentan que seis de cada diez mujeres han sufrido violencia y una cuarta parte ha sido víctima de abuso sexual. Algo execrable.

La lucha contra la violencia de género en muchos casos no pasa de un buen propósito, como lo relevó la activista Patricia Castillo en una entrevista.

La violencia empieza por las palabras, el piropo y deriva en golpes y muerte. Todo es parte de la estructura de poder. El machismo está arraigado.

Este Diario consultó a los dos candidatos presidenciales. Moreno dijo que se declarará la erradicación de la violencia de género como prioridad con un Plan Nacional. Lasso se expresó sobre el combate al femicidio y se compromete a trabajar en prevención de la violencia intrafamiliar con ONGs.

Quien llegue al poder está obligado a cambiar las cosas.e sobre la equidad de género es un tema contemporáneo y necesario.

En el Ecuador la legislación y los enunciados han ido otorgando al tema cada vez mayor fuerza. Lamentablemente, en la coyuntura política, el prólogo de la campaña y la propaganda opacaron algunas acciones colectivas programadas. Pero el asunto es clave en una sociedad que quiere ser mejor.

Datos recientes de crímenes como el femicidio muestran el avance en la tipificación, como señala la Fiscalía, pero la cifra de 33 de estos casos en lo que va del año refleja una realidad cruel de la cual la sociedad toda debe tomar nota.

Los datos del Instituto de Estadísticas y Censos cuentan que seis de cada diez mujeres han sufrido violencia y una cuarta parte ha sido víctima de abuso sexual. Algo execrable.

La lucha contra la violencia de género en muchos casos no pasa de un buen propósito, como lo relevó la activista Patricia Castillo en una entrevista.

La violencia empieza por las palabras, el piropo y deriva en golpes y muerte. Todo es parte de la estructura de poder. El machismo está arraigado.

Este Diario consultó a los dos candidatos presidenciales. Moreno dijo que se declarará la erradicación de la violencia de género como prioridad con un Plan Nacional. Lasso se expresó sobre el combate al femicidio y se compromete a trabajar en prevención de la violencia intrafamiliar con ONGs.

Quien llegue al poder está obligado a cambiar las cosas.