Editorial

ECUADOR EN EL MUNDO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Preocupado 1
Contento 1
3 de August de 2011 00:01

El Ecuador muestra una mala imagen en el exterior por varias causas confluyentes de origen político. A la errática conducción del Ministerio de Relaciones Exteriores se sumó la expulsión de la Embajadora de EE.UU. Además, una negociación dilatada y poco efectiva del frente diplomático con la Unión Europea no es el mejor aval.

Hay que añadir que la situación de la libertad de expresión, con el tratamiento de una Ley de Comunicación impuesta por las tesis maximalistas de Alianza País y que busca el control de los medios de comunicación, sus contenidos y su sanción con un Consejo de Comunicación dependiente del poder político, empaña el panorama.

Las críticas internacionales arreciaron con la sentencia a los directivos del diario El Universo por un artículo de opinión firmado. Se comenta con preocupación en círculos de derechos humanos y de libertad de expresión las amenazas a su vigencia en el Ecuador.

Los rasgos concentradores del Gobierno y la cercanía a los regímenes menos democráticos de la región y una insustancial como inútil pertenencia a la Alba, muestran al Gobierno ecuatoriano lejos de otros foros de más proyección y apertura democrática. Las mejores amistades del Gobierno del Ecuador se traban con aquellos países donde la libertad de expresión ha sufrido contrastes.

El espacio de Unasur al que se apoyó con entusiasmo podría proyectar otros liderazgos. Otros mandatarios conquistan amistades, mientras Ecuador siembra distancias.

Una Cancillería profesional y seria y una conducta sincera por la democracia auténtica y las libertades de la gente serían la mejor receta para levantar esa imagen internacional venida a menos.