Enrique Ayala Mora

La población ecuatoriana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 33

La población de nuestro país es muy diversa. Pero para llegar a la realidad actual tuvieron que pasar muchos años en que se fue formando el gran mosaico actual. En distintos momentos de la historia han llegado grupos de personas para vivir en el territorio. Han formado familias con personas de otros grupos la diversidad que ahora conocemos.

Desde hace doce mil años en las tierras que ahora son el Ecuador habita-ron pueblos indígenas procedentes, según se sabe, de Asia y Oceanía. Estos pue-blos construyeron grandes culturas y desarrollaron la agricultura. Esos pueblos originales fueron conquistados por invasores europeos que llegaron desde el si-glo XVI. A los indígenas se les impuso las leyes, costumbres y religión de los colonizadores. Fueron dominados y explotados, pero aprendieron a resistir y so-breviven hasta el presente.

Los colonizadores españoles se establecieron en estas tierras y trajeron aquí el castellano, el cristianismo, sus formas de vida, valores y prejuicios. Esto produjo un choque cultural. De la mezcla de españoles e indígenas fue formándose el mestizaje. Los mestizos no son una mera suma de lo indígena, lo hispánico y lo negro, sino una nueva realidad con caracteres propios.

Los colonizadores españoles trajeron a estas tierras grupos de esclavos negros, destinados al trabajo en la Costa y en los valles cálidos de la Sierra. Los esclavos originales fueron arrancados con violencia desde África. Sufrieron mucho abuso y explotación, pero sobrevivieron y lograron mantener algunas de sus características culturales. Ahora son una importante parte de la población.

Al Ecuador han llegado, además, a lo largo del tiempo, grupos de personas que venían de los países vecinos o de lejanas tierras de Europa, el Medio Oriente y Asia. En pocos años se integraron a la población. De otro lado, también ha habido muchas personas que han dejado el país para ir a trabajar y asentarse en el extranjero. Estos migrantes han transformado en muchos aspectos la realidad nacional y nuestra actitud ante el mundo.

Después de que muchos ecuatorianos se han ido a vivir al exterior, hora que tenemos una población migrante en varios países, somos conscientes de que el Ecuador es un gran muestrario de una parte importante de las etnias y culturas del mundo que viven aquí compartiendo el espacio, pero manteniendo al mismo tiempo, varios rasgos de su identidad.El Ecuador es un país diverso. Pero no es un país disperso.
Debemos apreciar y promover sus diversidades. Pero no deben ser motivo de divisiones entre ecuatorianos. Hay juntar las diversidades dentro de un gran marco de unidad nacional.

Unidad y diversidad no se contraponen. Son las dos caras de una misma realidad. Por eso decimos que nuestro país, nuestra patria el Ecuador es una unidad en la diversidad.