Jorge Ribadeneira

¿Acuerdo con Europa?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
17 de November de 2013 00:01

Los 40 empresarios exportadores que viajaron a Europa con el presidente Correa se mostraron satisfechos en varios puntos, especialmente en la perspectiva de que el acuerdo comercial entre el Ecuador y los 27 países del Viejo Continente sea una realidad en el primer trimestre o hasta mayo del 2014. Sus dirigentes dijeron que se trata de un tema de importancia plena para el país, sobre todo a partir del hecho de que la balanza comercial ecuatoriana fue deficitaria en el primer trimestre del 2013, a diferencia de lo que había sucedido un año antes. Ojo.

Los exportadores viajeros anotaron que otro aspecto positivo fue que los dirigentes europeos vieron viajar juntos al gobernante -quien se aproxima a los siete años en Carondelet- y a los empresarios ecuatorianos. Más aún, dijeron, una buena parte de los que acompañaron al presidente Correa son medianos y pequeños exportadores. Mientras tanto, la perspectiva de un acuerdo ya se aproxima a los 10 años. Las tardanzas se han relacionado en parte con la discrepancia en la fijación de aranceles para que el banano del Ecuador ingrese a Europa. También hubo descuidos nacionales. Además, nuestro país no acepta un Tratado de Libre Comercio (TLC), como lo hicieron Colombia y Perú. El Ecuador descarta totalmente al TLC porque Correa llegó al poder en el 2007 proclamando que jamás firmará un TLC con USA ni con nadie.

El Gobierno y los exportadores comparten la tesis del Acuerdo Comercial con Europa, entre otras cosas porque ese continente -por más problemas económicos que afronte en los últimos años- tiene un título muy importante: es el principal comprador mundial de productos no petroleros ecuatoriano. Los cuarenta viajeros del periplo de 15 días festejaron la frase del presidente Correa cuando dijo que espera firmar ese Acuerdo antes de que termine el primer trimestre del 2014. Pero tomaron en cuenta también las palabras del Jefe Rafael cuando dijo que su gobierno ha trazado una línea roja como límite de las concesiones que puede realizar. Los europeos anotaron antes que Ecuador es muy exigente. Pese a todo, el panorama se vislumbra prometedor y los exportadores están satisfechos de que se haya entregado esa tarea a un Ministerio de Comercio Exterior, como debía ser. La Cancillería, definitivamente, no funcionó en esa materia y su mandamás anda muy ocupado en otras lides.

Los exportadores no ocultan que una aspiración es el Acuerdo con Europa, no solo por las razones que exponen con mucha lógica, sino por otra razón valedera. "Es un mercado que no lo podemos perder -dicen- pero tenemos otro motivo para anhelar que se cumplan los plazos anotados por el Presidente y su Ministro de Comercio Exterior". ¿Qué sueñan? Pues que si se llega a firmar ese acuerdo quedarán esbozados los puntos claves para otro acuerdo. ¿Cuál? Con USA, por supuesto. ¿Cuándo? Algún día...