La monta es un comportamiento normal en perros machos y hembras y no necesariamente tiene que ver con la sexualidad. Foto: Wikicommons.

La monta es un comportamiento normal en perros machos y hembras y no necesariamente tiene que ver con la sexualidad. Foto: Wikicommons.

¿Por qué montan los perros?

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Es momento de hablar de un comportamiento poco discutido pero bastante común entre los perros. Si tienes a uno de estos maravillosos compañeros en tu vida, tal vez lo hayas visto alguna vez y, a veces, puede ser incómodo –especialmente si lo hacen frente a las visitas o peor, sobre ellas.

La monta es un comportamiento típico y normal en perros machos y hembras. Es parte de su conducta social y sucede por varias causas.

Instinto sexual

Es la primera y la más obvia. Probablemente este dato te sorprenderá: incluso perros esterilizados pueden montar, pero no te preocupes, no habrán cachorritos –en los machos se retiran los testículos y en las hembras el útero y ovarios-. La razón, explica el sitio especializado PetMD, es que hay más en esta conducta que las hormonas. “Es algo que está en su ADN”.

Cuando se trata de una motivación sexual, la monta se acompaña de otros comportamientos de ‘cortejo’. Orejas hacia atrás, la cola levantada, lamidos, juegos y otro tipo de ‘coqueteo’ del mundo animal son algunas señales.

Dominancia

Los ancestros de los perros- los lobos- viven en manadas con una jerarquía muy clara y establecida en el grupo social. Una forma de hacerlo es a través de la monta, explica Marco Moyón, especialista en comportamiento canino de la Escuela Buenos Hábitos.

Lo mismo ocurre cuando tu pequeño peludo monta a otros perros y personas. Al hacerlo quiere ocupar un lugar alto en la jerarquía de tu manada. Cuando se trata de la interacción con otros perros es mejor no intervenir, explica el especialista. Lo mejor es dejar que entre ellos se establezca un orden porque eso le da equilibrio y estabilidad a la manada. Eso sí: tú siempre debes ser el líder, por lo que no debes permitir que jueguen con tus brazos o piernas.

Juego

Cuando los perros socializan y juegan con otros individuos pueden presentar este comportamiento. "Si no sucede con mucha frecuencia es normal, pero los perros que hacen eso cada vez que juegan con otros canes pueden tener problemas de socialización”, indica el blog de César Millán.

La solución, dice el ‘Encantador de Perros’, es fomentar la socialización y no alejarlo de otros de su especie. Los perros deben aprender cómo deben comportarse durante el juego y eso solo se logra pasando tiempo con otros canes.

Emoción y compulsión

Algunos perros, cuando se emocionan demasiado o están bajo situaciones estresantes, pueden montar a otros animales, personas, juguetes o muebles. Otra razón puede ser que los canes han desarrollado hábitos compulsivos.

En estos casos es conveniente identificar lo que desencadena la conducta para poder evitarla. Cuando se trata de una compulsión puede afectar al funcionamiento y la vida normal de tu mascota.

Problemas médicos

Ciertas infecciones de vías urinarias o alergias de piel pueden influenciar o desencadenar este tipo de comportamiento. Es de suma importancia llevar a la mascota al veterinario para prevenir complicaciones serias.

“Existen enfermedades de transmisión sexual en animales que pueden generar incomodidad en la zona genital”, dice el veterinario José Luis Campos. Con algunos exámenes médicos será posible identificar la causa de las molestias.

Sabemos lo que te estás preguntando. ¿Cómo lo detengo? ¿Debo hacer algo al respecto? Si no te molesta, no tienes que hacer nada al respecto. Si quieres que pare hay algunas cosas que puedes intentar.

La esterilización es un buen primer paso. Aunque todos los perros montan –enteros o no-, este procedimiento puede reducir la motivación sexual de esta conducta. Puedes intentar distraerlo con juguetes, llamar su atención hacia otra actividad o utilizar su entrenamiento.

Generalmente, antes de montar, los perros presentan otros patrones de comportamiento como lamer, frotarse, rascar objetos, entre otros. Si ves que hace esto cada vez que va a montar a otro animal u objeto podrás prevenirlo.

Si esto no funciona, recuerda que este comportamiento es natural y que la razón detrás de tu incomodidad sea que lo estás viendo desde una perspectiva humana.