Los canes pueden detectar tumores mamarios o de próstata con más del 90% de efectividad. Foto: Medical Detection Dogs.

Los canes pueden detectar tumores mamarios o de próstata con más del 90% de efectividad. Foto: Medical Detection Dogs.

¿Pueden los perros oler el cáncer?

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Un hospital de Inglaterra llevará a cabo una prueba clínica con perros entrenados para detectar cáncer. El sistema de salud pública aprobó el estudio una vez que el hospital universitario Milton Keynes presentara los resultados de una investigación inicial que mostró que los canes podían detectar tumores en la próstata con 93% de eficacia.

El olfato extraordinario de los cánidos ha sido estudiado en el campo de la medicina humana con fines de mejorar el diagnóstico de los pacientes. Con cerca de 300 millones de receptores olfativos, frente a los 5 millones de los humanos, los perros podrían convertirse en aliados importantes de los hospitales.


La organización británica Medical Detection Dogs pondrá a sus ocho ejemplares a oler más de 3 000 muestras de orina de pacientes del Servicio Nacional de Salud. Los peludos deberán determinar quién tiene cáncer y quién no.

Lucy, un cruce entre labrador y perro de agua irlandés, será parte de esta prueba. Ella estaba siendo entrenada para ser un perro guía, pero se distraía fácilmente con los olores nuevos. “No pasó mucho tiempo antes de que fuera expulsada de la escuela”, reportó la BBC.

Ese no fue el final sino el inicio de una brillante carrera como detectora de enfermedades. Durante siete años aprendió a diferenciar el cáncer de próstata, riñón y vejiga. Su efectividad era de más del 95%.

¿Cómo lo hacen?


Los perros tienen un sistema olfativo mucho más complejo que el de los humanos. Pueden oler por separado con cada fosa nasal y determinar la ubicación de cada uno de estas esencias que abundan en el mundo. "Es el sentido más importante para los perros, sobre la vista o el oído", explica la veterinaria Karina Llanos.

El aire que ingresa en la nariz se separa en dos cavidades, una para la respiración y otra para el olfato. En esta última se encuentran los 300 millones de células receptoras olfativas. Además el procesamiento de los olores ocupa más espacio en el cerebro de los animales que en el de las personas. Así, explica Llanos, los perros interactúan con el mundo a través de los olores.


Un segundo sistema olfativo llamado el órgano vomeronasal se ubica sobre el paladar del animal. Este detecta las hormonas que liberan todos los animales de forma natural, incluidos los seres humanos. Ellos utilizan esta información para detectar potenciales parejas, conocer nuestro estado de ánimo, o incluso, detectar embarazos o posibles enfermedades, explica Alexandra Horowitz en una lección para la organización TED-Ed.

Video: YouTube, cuenta: TED-Ed


Las mejores narices: