Sid, un perro mestizo, está en busca de un hogar. Foto: Cortesía Camino a Casa.

Sid, un perro mestizo, está en busca de un hogar. Foto: Cortesía Camino a Casa.

Sid no tenía esperanza, pero aun así se recuperó

Redacción Narices Frías (I)

Sid sufrió la indiferencia de las personas que lo rodearon durante mucho tiempo. Un tumor en su nariz creció sin control y le causó una herida muy dolorosa . Estaba resignado a morir. El 7 de julio pudo ser rescatado por la Fundación Camino a Casa y fue ingresado a la Clínica Brasil. Allí le realizaron varios exámenes.

“Lastimosamente no podemos ayudarlo de ninguna manera. Su tumor es maligno, él está sufriendo y le cuesta respirar”, escribió la organización en su blog. Ellos pidieron a sus seguidores ir a la clínica para darle “su última comida rica” antes de que se le aplique la eutanasia. Esta práctica es una manera de darles algo de amor a aquellos que no pueden ser salvados.

Sin embargo, los doctores no se rindieron. Luego de realizar más pruebas determinaron que el tumor era  TVT (tumor venéreo transmisible), una enfermedad de transmisión sexual que puede evitarse con la esterilización temprana de los animales. Aunque el tipo de tumor se presenta generalmente en el área genital, hay casos donde aparece en otras zonas. La buena noticia es que el TVT se puede tratar con quimioterapia.

El 8 de julio recibió la primera sesión de su tratamiento. Cristina Calderón, presidenta de la organización, contó que tanto ella como los doctores tenían sus reservas sobre el pronóstico. “Pero teníamos la esperanza de que mejore”, agrega.

Para el 15 de julio recibió su segunda sesión de quimio. En apenas una semana su tumor se hizo más pequeño y su ánimo mejoró considerablemente. Además de ese tratamiento necesita antibióticos y analgésicos para evitar infecciones y disminuir el dolor.

El viernes 22 de julio recibió su tercera quimioterapia. Aunque el tumor ya casi ha desaparecido, el cambio más grande está en su ánimo. Está más feliz, sin dolor, tranquilo y seguro. Su única preocupación ahora es no poder disfrutar del calor de un hogar.

Camino a Casa está en busca de una familia ideal que pueda darle el cuidado y el cariño que necesita. También se necesitan padrinos que ayuden a cubrir los costos de sus tratamientos (cada quimioterapia cuesta USD 50) y lleva más de 15 días en hospitalización. Si estás interesado en apadrinar o adoptar a este guerrero puedes enviar un mensaje a la organización  a su página de Facebook o enviarnos un mensaje con tus datos a mascotas@elcomercio.com .