Las imágenes de Fray Bigotes, un perro de raza schnauzer que vive en un conjunto franciscano en Bolivia se volvieron virales. Fotos: Facebook/ Kasper Mariusz Kaproń Ofm.

Las imágenes de Fray Bigotes, un perro de raza schnauzer que vive en un conjunto franciscano en Bolivia se volvieron virales. Fotos: Facebook/ Kasper Mariusz Kaproń Ofm.

Fray Bigotón, el perro 'religioso' que es sensación en las redes sociales 

Redacción Narices Frías (I)

Las fotos de un perro de raza schnauzer se volvieron virales durante los primeros días de marzo en las redes sociales. El protagonista de las imágenes es Fray Bigotón, un can que vive en un convento Franciscano en Cochabamba,  Bolivia y que tiene una particularidad, viste un hábito franciscano.  

Las imágenes se volvieron virales luego de ser compartidas en la página de Facebook Schnauzer del Continente Americano ayer, 2 de marzo de 2017. Según la publicación el perro "es parte de la fraternidad de los hermanos monjes en San Francisco Cochabamba Bolivia". 

Pero las imágenes no pertenecen a la mencionada página , sino a un usuario identificado en Facebook como  Kasper Mariusz Kaprón Ofm. Él publicó el pasado 26 de febrero de 2017 en su perfil  un álbum llamado Fray Carmelo que hasta las 18:00 de hoy, 3 de marzo de 2017, ha alcanzado más de 2 032 compartidos y cientos de comentarios. 

Esto da indicios de que el perro realmente se llama Fray Carmelo y que en redes sociales se ganó el apodo de Fray Bigotón. En un posteo hecho hoy el dueño de las imágenes explicó que el haber disfrazado al can tuvo un efecto que ellos no habían previsto. "El número de 'me gusta' y compartidos ya llega a los miles. Hemos tenido visitas de distintos canales de televisión, estaciones de radio y periódicos", contó. 

Pero, para este hombre, lo más importante es que el simpático perrito se convirtió en una oportunidad para que personas que normalmente tienen poco en común con la iglesia conozcan más de la evangelización

Cómo llegó Fray Bigotón al convento es por ahora un misterio no resuelto.   De acuerdo al portal ATBDigital de Bolivia, el can fue adoptado por los franciscanos y así parece confirmarlo la página de Facebook de Proyecto Narices Frías, una organización boliviana de rescate animal. 

Ellos compartieron las imágenes del can durante la mañana de hoy y las acompañaron con un llamado a la adopción por parte de las iglesias,. "Si todas las iglesias de nuestro país adoptasen tan solo un perrito y lo cuidasen como a Fray Bigoton, estamos seguros que los feligreses seguirían su ejemplo", escribieron.