Cena, un perro de la Marina entrenado para rastreo de bombas en Afganistán, tuvo su honorable homenaje antes de ser sacrificado por un avanzado cáncer de huesos. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.

Cena, un perro de la Marina entrenado para rastreo de bombas en Afganistán, tuvo su honorable homenaje antes de ser sacrificado por un avanzado cáncer de huesos. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.

El adiós a Cena, el perro héroe de la Marina de EE.UU.

Infobae América (I)

Cena era un labrador de 10 años de edad que recibió una emotiva despedida final por parte de cientos de personas de Michigan debido a sus servicios prestados como perro rastreador de bombas.

Este adorable can formó parte durante años de la Marina de los Estado Unidos hasta el año 2014, cuando se jubiló, y vivió hasta fines de julio 2017 junto a su compañero de campo en Afganistán, el cabo Jeff DeYoung como acompañante terapéutico postraumático.

Cena se reencontró con su compañero de guerra Jeff DeYoung en 2014 y desde ese momento Cena lo auxilió como mascota terapéutica postraumática. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.
Cena se reencontró con su compañero de guerra Jeff DeYoung en 2014 y desde ese momento Cena lo auxilió como mascota terapéutica postraumática. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.


Lamentablemente, a Cena le diagnosticaron un avanzado cáncer de huesos que le imposibilitaba continuar con una vida digna, pese a los tratamientos asignados por los mejores veterinarios.

La decisión fue sacrificarlo en el buque museo LST 393, y posteriormente sepultarlo en un ataúd cubierto con la bandera emblema tal como a cualquier héroe de guerra.

Con 10 años de edad le diagnosticaron cáncer de huesos en estado terminal. Su despedida fue con los mayores honores y cientos de personas de Michigan lo acompañaron durante sus últimas horas.  Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.

Con 10 años de edad le diagnosticaron cáncer de huesos en estado terminal. Su despedida fue con los mayores honores y cientos de personas de Michigan lo acompañaron durante sus últimas horas. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.

Luego de la ceremonia, Jeff publicó una hermosa carta destinada a su especial amigo en su cuenta de Facebook. Estas líneas son la mayor expresión de amor que una persona puede sentir por un animal, amigos incondicionales y fieles hasta la eternidad.

A Cena:

Adiós mi hermano, buenas noches amigo mío, que los salones de Valhalla te saluden con los brazos abiertos y que el Señor te ofrezca paz y consuelo. Por favor, dale unos mimos a Yazzie y Rangel. Y te veré de nuevo. Te he llevado en esta vida y ahora te llevo en mi corazón.

Hoy empecé una nueva vida, sin tu movimiento de cola cuando me desperté. No te llevé por los escalones, ni cociné un filete. La tapa del inodoro se quedó abajo esta mañana. Y ya no había un juguete chillón para pisar al caminar. A pesar de que nunca dijiste nada, el silencio es ahora ensordecedor. Pero tú me enseñaste cómo ser fuerte y cómo sobrevivir. Estoy tan orgulloso de ti, has amado a mis hijas y me has amado a mí incondicionalmente y por eso seré fuerte, estaré aquí y voy a continuar la misión.

Te amo

Jeff publicó una conmovedora carta en su muro de Facebook tras las sepultura de fiel amigo. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.

Jeff publicó una conmovedora carta en su muro de Facebook tras las sepultura de fiel amigo. Foto: Facebook/ Jeff DeYoung.