Algunos alimentos de humanos pueden causar intoxicación en las mascotas

Algunos alimentos de humanos pueden causar intoxicación en las mascotas. Foto: Pixabay

Las nueve comidas peligrosas para tu gato

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Además de dormir, a tu felino favorito le encanta la comida. Si pasa mucho tiempo con el resto de la familia puede que tenga acceso a la cocina y a alimentos que pueden ocasionarle problemas médicos ligeros y, en algunos casos, muy graves.

Según la médica veterinaria Catalina Álvarez, algunos de los síntomas que puede presentar el gato cuando se intoxica con algún tipo de alimento son diarrea, vómitos, pérdida de apetito y decaimiento. “Cuando no se trata oportunamente, un cuadro de vómito y diarrea puede llevar a la deshidratación o problemas gástricos y complicar bastante la salud del animal”, agrega. A continuación te presentamos 9 productos de los que debes cuidar a tu gato para que conserve sus siete vidas.

El alcohol puede causar daños en el hígado y en el cerebro de los felinos. Una cantidad mínima ya puede poner en coma a un gato adulto. Los cachorros son incluso más sensibles y pueden morir de forma rápida. Lo mejor es evitar que el minino tenga acceso a este producto.

El chocolate también es tóxico para los gatos. La teobromina, uno de sus componentes, está presente en todos los tipos de esta golosina. Su ingestión puede causar arritmias cardíacas, espasmos musculares, derrames cerebrales, entre otros problemas.

Café, y bebidas energizantes no deben ser consumidas bajo ningún motivo. Estos productos contienen cafeína y otros estimulantes del sistema nervioso que puede alterar la salud del minino. Ansiedad, taquicardia, problemas respiratorios y espasmos musculares pueden ocurrir.

Los lácteos no son la mejor opción para darle calcio a los gatos. Si bien una creencia popular sugiere que los felinos aman la leche, la realidad es que cuando son destetados (a los dos meses de edad) pierden las enzimas para procesar la lactosa. Consumir este tipo de alimentos puede causar vómitos, diarreas y dolor estomacal.

Carne cruda de pollo, res o pescado puede ser muy perjudicial si se administra sin los cuidados apropiados. Si bien los felinos son animales carnívoros, la carne que no se procesa adecuadamente puede contener parásitos y bacterias que causan graves problemas estomacales.

Uvas y pasas tampoco son recomendables. Los perros suelen tener problemas renales por consumir estos productos y los gatos también pueden presentar fallas en sus riñones. La especialista recomienda evitar que los animales consuman estos productos.

Cebolla y ajo pueden ocasionar malestar estomacal. En algunos casos más severos, el consumo de estos alimentos para humanos pueden ocasionar anemia en las mascotas.

La sal en poca cantidad no suele presentar mayores problemas. Sin embargo, pueden darse acumulaciones de restos salinos en los riñones que causan problemas urinarios. Los gatos que tienen problemas cardiovasculares deben evitar este producto para no complicar su cuadro de salud.

Los huesos de pollo cocinados pueden ocasionar lesiones en el tracto digestivo del gato como perforaciones. En estos casos pueden ocurrir hemorragias internas graves que pueden terminar en la muerte del animal. Si bien la carne de estos animales es nutritiva, se recomienda cocinarla y entregarla sin huesos a la mascota.