Todo lo que debes saber del clicker

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

El clicker es un aparato sencillo que sirve como herramienta para entrenar animales. En principio, este objeto se utilizaba con delfines; sin embargo, hoy en día se aplica en el adiestramiento canino.

Funciona utilizando los principios del condicionamiento operante, aplicado en la psicología. Esta forma de aprendizaje busca que un sujeto repita alguna conducta cuando tiene un resultado positivo. “Le damos una experiencia positiva al perro con un sonido y una acción buena”, explica Juan Alberto Romero, director de Skylos.

Para lograr el entrenamiento, se asocia el sonido del clicker con un premio. Para esto se le puede dar una golosina como salchichas o un juguete después de hacer sonar el instrumento. Este elemento funciona como un reforzador primario de buena conducta.

Los perros se pueden entrenar con este mecanismo desde que son cachorros. Foto: Vicente Costales /Narices Frías


Luego se pide a la mascota que realice alguna actividad y al momento de premiarla se hace un clic. De esta forma el animal aprenderá que ese sonido es una señal de aprobación de su dueño.

Romero explica que este elemento puede ser mal utilizado en varias ocasiones. Si se hacen demasiados clics o no se condiciona previamente al perro con un reforzador primario, el aparato será inútil.

Para lograr que una mascota se siente, por ejemplo, se le da la orden. En el momento en que el perro se sienta se da clic y se le da el reforzador primario (comida o juguete). Se deben repetir varias veces la misma secuencia para que el perro aprenda a sentarse a la orden.