Los perros pueden dar comodidad, abrigo y seguridad a la hora de dormir. Foto: Pixabay.

Los perros pueden dar comodidad, abrigo y seguridad a la hora de dormir. Foto: Pixabay.

¿Dormir o no dormir con el perro?

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Hay que aceptarlo: los perros no solo se toman nuestros corazones. En ocasiones ocupan nuestros sillones, alfombras e incluso camas. Una buena siesta está acompañada de un buen compañero, ¿y qué mejor que un suave y peludo can? Esta situación cotidiana ha llevado a médicos y veterinarios a preguntarse si está bien o no dejar que la mascota duerma con nosotros.

Primero está la innegable sensación de bienestar que produce estar junto a un animal de compañía. Son cálidos, dan compañía y seguridad. Con un clima frío como el de Quito, es difícil no querer acurrucarse con nuestro mejor amigo de cuatro partas.

Ahora bien, la higiene es una preocupación, especialmente para familias con niños. El pediatra Carlos Dávila explica que es mejor que las mascotas no accedan a la cama de los pequeños cuando hay alergias o asma en la familia. “Pueden tener reacciones constantemente y, aunque se pueden controlar, son molestas e incomodan a los chicos”, dice.

Más allá de eso, no considera un riesgo el dormir con las mascotas en la cama, siempre que estén sanas y limpias. Él recomienda llevar regularmente al animal a un veterinario para que le aplique sus vacunas, desparasitaciones y antipulgas.

Ahora bien, vamos con otra cuestión. Hay personas que no tienen dificultad para quedarse dormidas y otras se levantan con el mínimo ruido. Para estas últimas, un perro puede ser un factor que contribuya a su falta de sueño. Los ronquidos y movimientos frecuentes durante la noche pueden evitar que una persona descanse adecuadamente. Si no es tu caso, no te molestará que tu amigo peludo comparta tus cobijas.

Con respecto al comportamiento, hay especialistas que dicen que permitir al animal dormir en la cama puede generar malas conductas y agresividad. Para la veterinaria Lucía Reyes, un perro “puede querer mostrar su dominancia adueñándose de este espacio”. Para ella es mejor mantener al can en su propia cama.

Por otro lado, la especialista asegura que en la mayoría de casos, los perros solo quieren estar en la cama cuando están sus dueños y es una manera de compartir tiempo con ellos. Una buena alternativa, dice Reyes, es permitir que duerma dentro de la habitación, pero en su propio espacio.

Sea cual sea tu decisión, lo mejor que puedes hacer es establecer desde el primer día las reglas. Los perros necesitan ejercicio y disciplina para ser equilibrados. Si no quieres que desarrollen malas actitudes, procura que mantengan sus rutinas.