29 de agosto de 2016 17:17

Nairo Quintana se viste de rojo y ya es el favorito para ganar la Vuelta a España 

El ciclista colombiano del equipo Movistar, Nairo Quintana delente del catalán del equipo Quick Steep, David de la Cruz, al comienzo de la subida de los Lagos de Covadonga, durante la décima etapa de la Vuelta Ciclista a España 2016. Foto: Javier Lizón/

El ciclista colombiano del equipo Movistar, Nairo Quintana delente del catalán del equipo Quick Steep, David de la Cruz, al comienzo de la subida de los Lagos de Covadonga, durante la décima etapa de la Vuelta Ciclista a España 2016. Foto: Javier Lizón/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia AFP

Nairo Quintana ya es el favorito indiscutible a vestir de rojo en Madrid.  El corredor colombiano del Movistar se adjudicó la décima etapa de la Vuelta a España, con 188 kilómetros entre Lugones y los Lagos de Covadonga, y se enfundó el maillot rojo de líder, que había perdido el día anterior en detrimento del español David de la Cruz.

Quintana superó en línea de meta al holandés Robert Gesink (LottoNL-Jumbo), que llegó a 24 segundos, y al último ganador del Tour, Chris Froome (Sky), un segundo después del holandés, luego de una impresionante subida de más de 12 kilómetros a la mítica cima de la Vuelta a España.

Ahora la general queda comandada por el ciclista cafetero, escoltado por su compañero de equipo Alejandro Valverde, a 57 segundos, y por Chris Froome, a 58.

Su compatriota Esteban Chaves (Orica) es cuarto a 2 minutos 9 segundos y el español Alberto Contador, otro de los grandes favoritos al podio en Madrid (11 de septiembre), es quinto a 2:54.

Nairo Quintana celebra en el podio tras la décima etapa de la Vuelta a España. Foto: Jaime Reina / AFP

Nairo Quintana celebra en el podio tras la décima etapa de la Vuelta a España. Foto: Jaime Reina / AFP

Otro Quintana al del Tour
Quintana, tercero en la última edición de la ronda gala en la que fue criticado por su bajo estado de forma y por su falta de ambición, dio una muestra más de la clase de atesora, imponiéndose con un tiempo de 4 horas 50 minutos 31 segundos, pese a que sufrió una caída en el primer tramo de etapa.

Con un pedaleo constante y con el rostro impasible, Quintana fue dejando atrás a sus rivales por la general, y dando alcance a los corredores escapados.

Con las bonificaciones incluidas, Quintana ganó 31 segundos a Froome, y 1 minuto y 15 segundos al tres veces ganador de la Vuelta, Alberto Contador, que fue el único en seguir su ritmo en las primeras rampas, pero pagó el esfuerzo al final.

Quintana demuestra por el momento ser el más fuerte de esta Vuelta, luego de haberse impuesto el sábado al resto de favoritos en la cima de la Camperona. El escalador es el principal favorito, pese a que sólo se ha recorrido un tercio de la carrera, y resta aún una contrarreloj.

A falta de futuros logros, Quintana escribió su nombre en la selecta lista de ganadores en Los Lagos, en la que figuran otros dos colombianos, como Oliverio Rincón (1993) y Luis Herrera (1897, 1991) .

“Ha sido una jornada de buenas sensaciones, al margen de la caída del inicio. El gran trabajo del equipo se notó y me dio aún más ilusión para brindarles la etapa. Siempre había soñado con ganar aquí y hoy pude hacerlo. Me llena mucho dejar mi nombre en esta montaña tan bonita y, sobre todo, cómo lo hicimos, junto con el equipo. Sin ellos no hubiera podido”, declaró el nuevo líder de la carrera.

Tercer colombiano que gana en los Lagos
“Lo vivido y sentido en el día de hoy ha sido precioso y me da más confianza para seguir luchando este maillot”, añadió Quintana.

Contador,
por su parte, admitió que la subida a los Lagos de Covadonga se le hizo “ muy larga ” . “ Es un balance malo (de la etapa), ahora tiempo de recuperar y aprovechar al máximo el día de descanso y el miércoles de nuevo batalla, las diferencias se han hecho enormes y me han puesto muy cuesta arriba la vuelta ” .

El madrileño también reconoció haberse equivocado de táctica: “ Tenía dos opciones, una ir con Nairo Quintana, que continuamente cambiaba de ritmo o ir con Chris Froome, he jugado la carta de Quintana y he elegido equivocadamente ” .

El martes el pelotón disfrutará del primer día de descanso en esta Vuelta, para volver al asfalto el miércoles en la undécima etapa, de 168,6 kilómetros entre Colunga y Peña Cabarga (norte) , con final en un puerto de primera categoría.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)