8 de febrero de 2016 00:00

Estrella festejó el título en la piscina

Víctor Estrella junto al trofeo del ATP 250 de Quito. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Víctor Estrella junto al trofeo del ATP 250 de Quito. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Martha Cordova

Con un chapuzón en la piscina, como lo hacen los campeones en el torneo Conde de Godó, en Barcelona, así festejó Víctor Estrella Burgos el bicampeonato del ATP 250 Ecuador Open Quito.

Ayer, en una final disputada de poder a poder, el tenista dominicano venció al brasileño Thomaz Bellucci, por 4-6, 7-6 y 6-2 en un partido que duró dos horas con dos minutos.

El título estuvo para cualquiera de los dos. En el primer set, un error en el noveno juego determinó que Víctor Estrella pierda el servicio. Bellucci que se mostró con más aplomo y concentración para definir el set a su favor.

Esa pérdida del primer set desconcentró al tenista antillano, a quien le costaba mantener su saque. Las doble faltas reemplazaron a los servicios ganadores y su efectividad bajó a menos del 60%.

Sin embargo, los dos tenistas pudieron mantener sus saques a través de un juego profundo. Buscando el error del rival.

En el ‘tie break’, a la que se recurrió para la definición del segundo set, Bellucci cometió dos miniquiebres que los aprovechó Estrella Burgos, para llevarse el set.

De esa pérdida, el paulista Bellucci no se pudo recuperar. Se desconcentró, se fue del partido. “Cometí varios errores que determinaron que no ganar a el partido en el segundo set. Víctor en cambio, jugó mejor y supo atacar en los momentos precisos del partido”, reconoció el brasileño al finalizar el partido.

En ese set, el tenista dominicano se apropio de dos saques del rival y solo con mantener su servicio, se llevó el set y el partido.
“Ha sido una semana larga, con partidos intensos y muy disputados. Gracias a todos porque otra vez me hicieron sentir como en casa”, dijo el flamante bicampeón del ATP quiteño, mientras lucía el sombrero de paja toquilla y una bufanda amarilla.

Víctor Estrella Burgos defendió así los 250 puntos que ganó el año pasado y ratificó que Quito es la ciudad donde ha conseguido sus mejores éxitos deportivos, siendo un caribeño a quien la altura no le afecta en su rendimiento.

“Querer es poder, eso es lo único que les puedo decir a los chicos que aman al tenis, que luchen y no se rindan, porque su esfuerzo algún rato da frutos”, añadió el tenista dominicano, y dijo que la celebración durará 24 horas, porque desde esta noche comenzará a entrenarse para el Challenger de Santo Domingo.

Esta mañana viajará muy temprano y en la noche, ya se entrenará.Víctor Estrella convirtió 8 aces, pero cometió 7 doble faltas. Bellucci tuvo un mejor registro, 9 aces y 5 doble faltas.
Tras participar de la ceremonia de premiación , Estrella salió de la cancha central del Club Jacarandá, directo a la piscina con toboganes.

El equipo de pasabolas le rodeó y le escoltó para hacer el ritual del baño del campeón. El tenista antillano subió al tobogán y se lanzó, mientras los pasabolas lo esperaban en la piscina para celebrar junto a él. “Ellos cumplen una labor silenciosa y es grato celebrar este título con ellos”, dijo.

Estrella quiere que su triunfo sirva para promocionar más el tenis en su país. “Febrero es el mes de mi patria y quiero que mis compatriotas gocen con esta victoria, pero que también empiecen a amar al tenis”.

Su mánager y su padre llegaron al Ecuador para mirar el partido final. “No quería defraudarlos por eso también tenía que ganar”.

Finalmente, Estrella dijo que Quito es su casa y es parte de su historia. “Yo me siento en Quito como Rafael Nadal se siente en el Roland Garros”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)