21 de julio de 2017 12:34

Universidad Yachay Tech ofreció una beca a Glenda Morejón, campeona Mundial de Marcha

Carlos Castillo Chávez, rector de la Universidad Yachay Tech, durante el acto de bienvenida a Glenda Morejón, en la capital de Imbabura. Foto Cortesía U. Yachay Tech

Carlos Castillo Chávez, rector de la Universidad Yachay Tech, durante el acto de bienvenida a Glenda Morejón, en la capital de Imbabura. Foto Cortesía U. Yachay Tech

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 14
Washington Benalcázar
(D)

La marchista Glenda Morejón, quien ganó la medalla de oro en el Mundial de Atletismo Sub 18, que se realizó en Nairobi, Kenia, el 15 de julio pasado, fue invitada a cursar sus estudios superiores en Yachay Tech.

Carlos Castillo Chávez, rector de esta universidad, una de las más emblemáticas del gobierno, le ofreció una beca completa. Además de asegurarle que recibiría el apoyo que necesita para continuar con su pasión (la marcha), si es que decide aceptarla.

La oferta la realizó Castillo Chávez en el acto de recibimiento de la deportista, de 17 años de edad, que organizó la Prefectura de Imbabura, al retorno de Glenda Morejón a Ibarra, su ciudad natal, el 19 de julio pasado.

En el festejo, que incluyó una caravana motorizada y la entrega de una copa, también estuvieron presentes los padres de la atleta, Luis Aníbal Morejón y María del Carmen Quiñones; su entrenador, Giovan Delgado, y el prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, entre otros.

Glenda, quien cursa el segundo año de bachillerato en el colegio fiscal Víctor Manuel Guzmán, de Ibarra, capital de Imbabura, barajaría la posibilidad de aprovechar la beca, en esa institución que ofrece varias ingenierías en ciencias exactas. Sin embargo, la deportista ha confesado a sus padres y entrenador que su aspiración es convertirse en abogada.

Giovan Delgado, que está a cargo de la formación deportiva de la andarina imbabureña, desde que tenía 7 años, siempre les motiva a sus pupilos a formarse académicamente. “El deporte es ingrato”, comenta. Es por ello que uno de los requisitos que les exige a los 25 chicos de la Escuela de Atletismo Tarquino Jaramillo, de la Ciudad Blanca, es que estudien.

El técnico, que no cobra ni un centavo por formar deportivamente a los pequeños, labora en la mañana y tarde como profesor de Cultura Física, en una institución pública. Al final de las tardes se reúne con los atletas y desarrollan las prácticas en los parques de la ciudad.

Delgado sugirió a Glenda y a sus padres que cuando ingrese a un plantel de educación superior coordinen para que los horarios de estudio y deporte compaginen. Por lo pronto la marchista, que se robó los titulares de la prensa, disfruta de sus vacaciones escolares. Pero, también tiene otra meta antes de acabar la secundaria: convertirse en abanderada del plantel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)