2 de julio de 2016 11:29

Mark Cavendish se viste de amarillo y gana en el inicio del Tour de Francia 

El ciclista  Mark Cavendish celebra su triunfo en la primera etapa del Tour de Francia,  el 2 de julio del 2016. Foto: Sebastien Nogier/ EFE

El ciclista Mark Cavendish celebra su triunfo en la primera etapa del Tour de Francia, el 2 de julio del 2016. Foto: Sebastien Nogier/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El británico Mark Cavendish, del equipo Dimension Data, conquistó este sábado 2 de julio del 2016 al esprint la primera etapa del Tour de Francia 2016, entre el Mont Saint-Michel y la Playa de Utah, en Normandía, con lo que será el primer maillot amarillo de la 103ª de la carrera francesa.

Cavendish, que nunca antes había vestido el maillot de líder, se impuso al alemán Marcel Kittel y al campeón del mundo, el eslovaco Peter Sagan, tras 188 kilómetros de etapa.


Con este triunfo, el 27º de Cavendish en el Tour, el laureado corredor británico se acercó a un triunfo del francés Bernard Hinault en el palmarés histórico de vencedores de etapa, aunque aún está lejos del récord. Sin embargo aún sigue lejos de las 34 etapas logradas por el belga Eddy Merckx.

El alemán André Greipel, que se hizo el año pasado con cuatro etapas del Tour, finalizó cuarto en un largo esprint que dio lugar a varias caídas.

Entre los favoritos a vestir de amarillo en París, el español Alberto Contador se fue al suelo después de cerca de 110 kilómetros recorridos en la primera etapa del Tour de Francia, este sábado, entre el Monte Saint-Michel y la Playa de Utah.

Contador, dolido del costado derecho, pudo continuar en carrera.

El dos veces ganador del Tour (2007, 2009) cambió rápidamente su bicicleta.

Contador, que rodaba en los primeros puestos del pelotón, cayó por culpa de un islote que bifurcaba la calzada. Lo mismo le sucedió al británico Geraint Thomas, compañero de Froome en el Sky.

El domingo se recorrerá la segunda etapa, con final en alto y 183 kilómetros de recorrido.

La subida a la Glacerie, un repecho de 1.900 metros al 6,5%, con tramos al 14%, y situada a un kilómetro y medio de meta, servirá para evitar con toda probabilidad un nuevo esprint masivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)