10 de diciembre de 2016 00:00

Toronto FC y Sounders FC lucharán por su primer título de la MLS

Jugadores del Toronto FC celebran una anotación en la  MLS. Foto: Vaughn Ridley/ AFP

Jugadores del Toronto FC celebran una anotación en la MLS. Foto: Vaughn Ridley/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

La ciudad de Toronto se prepara para ser la capital de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos cuando el domingo su equipo local, que lleva el mismo nombre, se enfrente a los Sounders FC de Seattle en la gran final que defina al nuevo campeón.

Ambos llegan a la lucha por el título sin ser los favoritos y también por primera vez en la historia de las dos franquicias, pero fueron los que en la recta final de la competición de playoffs surgieron como los mejores en las respectivas Conferencias del Este y el Oeste.

Ahora Toronto FC, que tuvo mejor clasificación en la competición de la temporada regular, cuenta con la ventaja de campo y el duelo a disputarse el sábado tendrá como escenario el BMO Field de la ciudad canadiense con capacidad para 31 000 espectadores.

Los campeones de la Conferencia Este tendrán como gran referencia en el terreno de juego a su capitán, el centrocampista internacional estadounidense Michael Bradley, que tiene la experiencia de haber jugado dos Copas del Mundo y una final en la Copa Italia con la Roma.

Bradley es el primero en admitir que salir al campo con el convencimiento que la ventaja será para ellos por jugar de locales no es más aconsejable y no tendrán esa mentalidad el sábado por la noche. "No existe un plan de acción para este tipo de partidos, los que se consideran importantes de verdad", declaró Bradley. "Uno nunca sabe qué predecir, debe estar preparado para reaccionar ante cualquier cosa que suceda, no permitir que nada lo perturbe y estar listo para ir por todo, sin importar las circunstancias".

El Toronto FC mostró esa filosofía en los playoffs al sorprender con su mejor fútbol ofensivo, que le permitió establecer una nueva marca en liga con 17 goles anotados en sus primeros cinco partidos.

Los delanteros, el estadounidense Jozy Altidore y el italiano Sebastian Giovinco -el Jugador Más Valioso (MVP) de la MLS en 2015- han acaparado la mayoría de los titulares con nueve goles en su haber, pero ante los Sounders FC la figura y labor de Bradley en el centro del campo va a ser decisiva.

Bradley tendrá frente a frente al cubano Osvaldo Alonso y al joven hispano Cristian Roldán, que han sido decisivos en los últimos triunfos de los Sounders FC por la gran labor que han realizado en el centro del campo.

El jugador internacional estadounidense sabe de la importancia de esa batalla al reconocer que ese duelo en el medio campo definirá qué grado de libertad tendrán las estrellas de Seattle como son los delanteros, el estadounidense Jordan Morris y el uruguayo Nicolás Lodeiro, el jugador más en forma que hay actualmente en la MLS. "Pienso que lo que ocurre en el centro del campo en partidos de esta categoría suele dictar quién gana", valoró Bradley. "Así que es importante para nosotros sentir que nos estamos haciendo cargo de la situación en esa parcela del campo desde el inicio de las acciones".

El entrenador del Toronto FC, Greg Vanney, admitió que la filosofía ofensiva de ambos equipos podría producir "una de las finales más emocionantes de la MLS".

Mientras que, el entrenador de los Sounders FC, Brian Schmetzer, afirmó que el encuentro entre Giovinco y Lodeiro podría ser de gran intensidad y calidad. "Los defensores deberán estar muy atentos", advirtió Schmetzer, el hombre milagro de los Sounders FC. "Nico (Loudeiro) realiza giros inesperados y rápidos. Giovinco hace lo mismo. Pero son un poco diferentes. Giovinco es goleador. Nico ha anotado una buena cantidad de goles, pero además Nico puede aportar esos pases decisivos".

Lodeiro, que llegó a la MLS en plena crisis de los Sounders FC, cuando habían despedido al veterano entrenador Sigi Schmid, coincidió hasta cierto punto con la evaluación de su entrenador.
Dado que el jugador uruguayo de 27 años lo único que tiene en común con Giovinco es que ambos han marcado cuatro goles en lo que va de fase final.

"Somos jugadores muy distintos", aseveró. "Lo único en que nos parecemos es que somos bajos de estatura", bromeó el exjugador del Ajax y Boca Juniors.

Lo que sí está garantizado es que al concluir el partido sea quien sea el ganador habrá conseguido el primer título de campeón de la MLS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)