15 de febrero de 2016 14:28

Nadal busca renacer en Río de Janeiro 

Rafael Nadal en el partido que perdió ante  Dominic Thiem en el ATP Argentina Open de Buenos Aires el 13 de febrero del 2016. Foto: Eitan Abramovich/ AFP

Rafael Nadal en el partido que perdió ante Dominic Thiem en el ATP Argentina Open de Buenos Aires el 13 de febrero del 2016. Foto: Eitan Abramovich/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Herido por las derrotas en Australia y Buenos Aires, Rafael Nadal buscará salir de la bruma que ahoga su juego en el Abierto de Rio Janeiro (ATP 500), el escenario idóneo para renacer y citarse con su ansiado regreso olímpico en menos de seis meses.

En el quinto lugar del ranking de la ATP, el tenista español de 29 años pisará de nuevo la cancha donde ya venció en 2014, aunque quedó fuera de la final del año pasado, en plena lucha consigo mismo.

El Río Open, el mayor torneo de tenis de Sudamérica, se disputa del 15 al 21 de febrero en el exclusivo Jockey Club y reúne este año a tres tenistas del top-10, que competirán por los 1,3 millones de dólares en premios.

Mientras 2016 daba sus primeros pasos, muchos vieron en el subcampeonato que logró Nadal en Doha la luz al final del túnel que le había engullido el año anterior, el peor de su carrera, donde no alcanzó la semifinal de ningún torneo del Grand Slam.

En Qatar, solo se inclinó ante Novak Djokovic, el imparable número 1 del mundo que domina el tenis mundial con la firmeza que un día reinó Nadal.

Las sombras, sin embargo, volvieron en Australia y el triunfador en 2009 se despidió a la primera de cambio en Melbourne tras caer ante su compatriota Fernando Verdasco.

Un golpe inesperado que siguió doliendo la semana pasada en Buenos Aires y que se agravó el sábado cuando el austríaco Dominic Thiem (19º), que acabaría siendo el campeón, le dejó fuera de la final de este torneo categoría 250.

Apenas tres días después, el ganador de nueve Roland Garros saldrá este martes a la pista del Jockey Club envuelto en el sofocante calor del verano carioca para enfrentarse al también español Pablo Carreño Busta, 66º del ranking de la ATP.

Si supera al asturiano de 24 años, en el próximo duelo le esperaría otro compatriota, que saldrá del cruce entre Nicolás Almagro (53º) y Daniel Muñoz (72º) .

En su ruta hacia la final del domingo, Nadal podría verse en semifinales con el francés Jo-Wilfried Tsonga, tercer favorito del torneo.

El número 9 del mundo debutará ante el brasileño Thiago Monteiro y, de superar el estreno, se cruzaría en octavos con el vencedor del partido entre el uruguayo Pablo Cuevas (45º) y el argentino Facundo Bagnis (101º)

El estadounidense Jack Sock (23º) o la gran esperanza local Thomaz Bellucci, 32º del mundo y mejor clasificado de los tenistas sudamericanos que estarán en Rio, también lucharán por este costado del cuadro.

Al otro lado, Ferrer 
El otro camino hacia el triunfo en Rio lo lidera el segundo favorito del torneo, David Ferrer, que llega a la 'cidade maravilhosa' a defender su título del año pasado, aunque con su traspiés ante Almagro en la semifinal de Buenos Aires aún en caliente.

El número seis del mundo debutará ante el chileno Nicolas Jarry y, de salir victorioso, en la segunda ronda se verá con el vencedor del cruce entre su compatriota Albert Ramons-Vinolas y el serbio Dusan Lajovic.

A este lado del cuadro destaca igualmente el estadounidense John Isner, cuarto cabeza de serie y 12º del mundo, que debutará ante el argentino Guido Pella.

Impulsado por su triunfo en Argentina, muchas miradas estarán en el potente juego del joven austríaco Dominic Thiem, que a sus 22 años se estrenará ante el español Pablo Andújar.

Mientras, el albiceleste Juan Mónaco (55º) abrirá juego contra el español Daniel Gimeno-Traver (118º) .

A menos de seis meses de que Río de Janeiro se convierta en la capital mundial del deporte, un triunfo bajo el sol carioca puede ser un importante empujón para hacerse con un cotizado billete de vuelta para agosto.

Aún sin olvidar la decepción de haber tenido que renunciar por lesión a los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, Nadal lleva cuatro años soñando con regresar en Río 2016.

Con volver a ser aquel tenista feroz que se emocionó con el oro al cuello en Pekín-2008, aunque ahora, entre las sombras, aquella imagen se vea tan lejana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)