14 de mayo de 2016 15:21

Serena Williams contra Madison Keys, la final estadounidense en Roma

Serena Williams (izq.) y  Madison Keys en la final del Masters 1000 de Roma. Fotos: Agencias

Serena Williams (izq.) y Madison Keys en la final del Masters 1000 de Roma. Fotos: Agencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

La número uno mundial Serena Williams y la joven Madison Keys disputarán el domingo la final del torneo de Roma, en lo que será la primera final entre dos jugadoras estadounidenses en tierra batida desde 2002.

En la última ocasión en la que dos estadounidense jugaron una final en esta superficie, Serena derrotó a su hermana Venus en la final de Roland Garros.

La pequeña de las hermanas Williams obtuvo el pase tras superar a la rumana Irina Begu, 35 del mundo, por 6-4 y 6-1, mientras que Keys, número 24 de la clasificación WTA, se impuso a la española Garbiñe Muguruza, cabeza de serie número 3, por 7-6 (7-5) y 6-4.

A comienzos de esta semana, a escasos días de iniciar la búsqueda de su cuarto título en Roland Garros, que sería el segundo consecutivo, la veterana Williams se felicitó por el gran número de jugadoras de su país que están comenzando a despuntar en el circuito femenino, siguiendo su estela.

Una de ellas es la que será su rival en Roma, Madison Keys, de 21 años.

“Sí es fantástico. Creo que será maravilloso porque creo que pienso que Madison es una de las jugadoras que tiene un gran potencial y ahora lo está demostrando en todo tipo de superficies”, declaró Serena.

“Tenemos una final en tierra 100% norteamericana. Es simplemente fantástico”, añadió.

Pese a ser el primer torneo en tierra de la temporada de Serena, la número uno mundial parece en el buen camino de sumar su cuarta corona en la Ciudad Eterna (tras 2002, 2013 y 2014) , lo que le daría una gran dosis de confianza de cara a Roland Garros, la cita por excelencia de la temporada de tierra, que comenzará en una semana.

Serena ha derrotado a Keys en sus dos enfrentamientos anteriores, ambos en torneos del Grand Slam, pero la joven discípula no se amedranta frente a la experimentada Williams.

“Fue muy disputado el primer set en el Abierto de Australia (semifinales de 2015). Eso me hizo darme cuenta de que puedo estar ahí”, luchando contra las mejores.

El torneo de la capital italiana se disputa sobre tierra batida y reparte 2 400 000 euros en premios en el cuadro femenino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)