10 de agosto de 2017 22:26

Santos resiste al asedio del Paranaense y será el rival de BSC en cuartos de final

Lucas Verissimo (izq.) de Santos FC disputa un balón Sidcley (der.) de Atlético Paranaense hoy, jueves 10 de agosto de 2017, en el partido entre Santos y Atlético Paranaense

Lucas Verissimo (izq.) de Santos FC disputa un balón Sidcley (der.) de Atlético Paranaense hoy, jueves 10 de agosto de 2017, en el partido entre Santos y Atlético Paranaense. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

El Santos venció 1-0 al Atlético Paranaense este jueves, 10 de agosto del 2017, y avanzó a los cuartos de final de la Copa Libertadores-2017. El equipo brasileño enfrentará a Barcelona Sporting Club que derrotó al Palmeiras en penales el pasado 9 de agosto. 

Desde el comienzo, todo pintaba en contra para el 'Furacao': un 3-2 era una losa demasiado pesada de remontar fuera de casa, las turbulencias de los últimos meses. No era el mejor momento para jugarse la vida en la Libertadores contra el Santos, el único equipo que todavía sigue invicto en el torneo, y que ha puesto su temporada a orbitar alrededor de esta Copa.

Pero el Paranaense ya sabía lo que era salir respirando de dónde nadie le esperaba, después de sobrevivir al 'grupo de la muerte' pasando por encima de un Flamengo que prometía que este era su año y de la Universidad Católica de Chile.

Si quería otro milagro no podía perder ni un segundo porque el tiempo jugaba en su contra. Así que el Paranaense tomó el balón y comenzó un asedio que iría subiendo de temperatura a medida que avanzaban los minutos.

Lo intentaba Nikao por la izquierda y suyos fueron los primeros sustos para un Santos al que la primera parte se le acabaría haciendo eterna. Solo una aventura de Ricardo Oliveira desde fuera del área en el 12 y un intento de Copete al borde del descanso recordarían la presencia de Weverton.

El protagonismo, y el boleto del 'Peixe', estaban bajo los palos de Vanderlei. Fue gracias a los reflejos de su arquero que los locales no encajaron el primero antes de la media hora, con una triple atajada en apenas segundos a un testarazo de Paulo André, otro de Fabricio y, finalmente, a un tiro cruzado de Guilherme.

Se reivindicaba así el portero en el mismo día que Tite había optado por Cassio, su competidor del Corinthians, en la convocatoria para los próximos partidos de la Seleçao.

Pero aún quedaba mucha noche para un Paranaense que no había llegado hasta aquí para rendirse. Presionaban cada vez más los visitantes, que a falta de acierto ponían insistencia y casi logran premio en el 37, cuando con Vanderlei vencido tras una atajada, Veríssimo tuvo que ocupar la puerta vacía para sacar in extremis una bola que era ya casi medio gol de Sidcley.

Necesitaba reajustarse el Santos en el descanso si no quería convertir la segunda parte en un infierno, pero el 'Furacao' tenía cada vez más prisa. Precisaba dos goles para sobrevivir, y aunque estaba haciendo todo lo indicado para encontrarlos, el marcador seguía a 0.

Regresó más firme el 'Peixe' e incluso pudo haber zanjado definitivamente la eliminatoria en el 60 si Veríssimo hubiera apuntado mejor un cabezazo en carrera, la mejor ocasión de los locales hasta entonces.

Parecía que se cansaba ya el Atlético de buscar y no encontrar, pero aún les quedaba orgullo a los de Curitiba que volvieron a exigir a un Vanderlei convertido en héroe con un nuevo bombardeo capitaneado por Sidcley.

Pero, además de su arquero, al 'Peixe' le acompañaba la suerte. Huyendo de un nuevo asedio del 'Furacao', Lucas Lima vio a Ricardo Oliveira veloz al contraataque y le cedió en carrera un balón que el veterano delantero acabó sirviendo en bandeja a Burno Herique.

Apenas tuvo que empujarlo el delantero para batir a Weverton en el 77, poner el 1-0 y sellar definitivamente el boleto del Santos para los cuartos de final ante un 'Furacao' al que el fútbol le mostraba ahora su cara más cruel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)