9 de junio de 2017 16:57

Rolls- Royce muestra su lado más ostentoso

El ejemplar tiene un diseño fluido y elegante, que se afina en la parte posterior.

El ejemplar tiene un diseño fluido y elegante, que se afina en la parte posterior.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Carburando

Casi nunca ocurre algo similar. La mayoría de ve­hículos se produce en serie o en ediciones limitadas. Sin embargo, existe un fenómeno en la industria automovilística que se da en períodos indeterminados, los ‘one-off’.

Estos son automotores de los cuales se produce solamente una unidad y son fabricados bajo pedido. Su costo de producción, usualmente, es muy elevado en comparación con cualquier otro modelo que se comercialice.

El Rolls-Royce Sweptail es uno de ellos (‘one-off’). Este vehículo podría ser considerado el más caro de la historia. Su valor en el mercado habría alcanzado los USD 13 millones. No obstante, su precio aún no ha sido oficializado por la marca inglesa.

El Sweptail fue presentado hace pocos días en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, en Italia. Esta unidad es la máxima expresión de lujo y poder adquisitivo. De confirmarse su valor, habría rebasado ostensiblemente al Bugatti Chiron, considerado el ‘hypercar con­temporáneo’, y que se cotiza en USD 3 millones -uno de los más caros en el mundo-.

El auto fue diseñado según las especificaciones solicitadas por el cliente.

El auto fue diseñado según las especificaciones solicitadas por el cliente.

Torsten Müller-Ötvös, CEO de la marca, señaló que “se podría decir con seguridad que es el auto más caro jamás construido”. Según dijo, la cifra pagada habría sido calculada dada la condición de exclusividad que tiene el modelo.

El vehículo fue desarrollado durante cuatro años por los ingenieros de la compañía. El cliente, de quien no se conoce su identidad, solicitó la personalización del auto inspirado en el prototipo 103EX,una visión de futuro de Rolls-Royce.

El ejemplar equipa un motor V12 de 6.7 litros que es capaz de generar una potencia de 460 caballos. Este propulsor fue tomado del Phantom para ofrecer una conducción  deportiva y audaz.

En su interior se destaca el confortable espacio para dos personas. En los paneles laterales, elaborados en fibra de carbono de manera artesanal, hay compartimentos para almacenar objetos personales. Otro elemento destacado es la botella de champán y las dos copas que salen de la consola central.

La ficha técnica
Motor: V12 de 6.7 litros
Potencia: 460 caballos
a 5 350 revoluciones
por minuto
Torque: 720 Nm a 3 500 revoluciones por minuto
Transmisión: automática de ocho velocidades
Velocidad máxima:
250 km/h
Tracción: trasera

Fuente: www.infobae.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)