29 de julio de 2015 15:21

Río de Janeiro cree que los Juegos Olímpicos no dejarán 'elefantes blancos'

Vista de las obras de adecuación de las instalaciones que se utilizarán para los Juegos Olímpicos de 2016 . Foto: Agencia EFE

Vista de las obras de adecuación de las instalaciones que se utilizarán para los Juegos Olímpicos de 2016 . Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La alcaldía de Río de Janeiro lleva a cabo una planificación para evitar "elefantes blancos" en la ciudad tras la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016, según explicó hoy el secretario ejecutivo de Coordinación municipal, Pedro Paulo Carvalho Teixeira.

"Esta va a ser la Olimpiada del legado", señaló Carvalho, durante una visita al Parque Olímpico, en la zona de Barra da Tijuca. De acuerdo con el secretario, el ayuntamiento carioca pretende seguir el ejemplo de ciudades como Múnich, Sidney y Londres, que, según subrayó, fueron capaces de sacarle partido a las instalaciones deportivas después de la celebración de unos Juegos Olímpicos.

Para Carvalho Teixeira, el hecho de que el 60 % de los recursos invertidos en la construcción y adaptación de las instalaciones proceda del sector privado garantizará que estas infraestructuras no permanezcan cerradas tras la celebración de los Olímpicos.

Con el 40 % restante, la intención del ayuntamiento es reciclar las infraestructuras para convertirlas en escuelas, parques, hospitales o centros deportivos. "Existe una preocupación por aprovechar bien estas instalaciones", dijo Carvalho Teixeira, quien puntualizó que dentro de los planes municipales "habrá espacio para proyectos sociales y eventos, que podrán ayudar a financiarlo todo".

Según las previsiones del ayuntamiento, de las nueve instalaciones que componen el Parque Olímpico, por ejemplo, siete serán mantenidas después de 2016, mientras que las otras dos serán desmanteladas.

Ese será el destino de la Arena de Futuro, donde tendrá lugar la competición de balonmano y que será desmontada después de Río 2016 para que su estructura sirva para la construcción de cuatro escuelas. Por otra parte, el Parque de Deodoro, que albergará pruebas piragüismo y ciclismo, será reconvertido en un espacio tanto para el ocio, como para la práctica de deportes extremos.

Cuestionado sobre si el escándalo que envuelve a la petrolera estatal Petrobras podría tener efecto en la finalización de alguna de las obras que se están llevando a cabo, el secretario se mostró seguro de que no será así y rechazó la necesidad de un plan alternativo.

"Todas las obras están dentro de plazo e, incluso si hay algunas empresas envueltas en ese escándalo, yo puedo afirmar que no ha tenido ningún impacto", declaró Carvalho Teixeira.

Petrobras, la mayor compañía del país, está siendo investigada por un gigantesco escándalo de corruoción que ha salpicado a varias empresas brasileñas, algunas de las cuales forman parte del proyecto olímpico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)