14 de mayo de 2018 00:00

Richard Carapaz está entre los seis mejores del Giro de Italia

Richard Carapaz, de 24 años, cumple una actuación inédita para un ecuatoriano. Foto:  Movistar

Richard Carapaz, de 24 años, cumple una actuación inédita para un ecuatoriano. Foto: Movistar

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 97
Redacción Deportes
y AFP (D)
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Richard Carapaz inició el Giro de Italia en el puesto 71 de la clasificación general y ahora es sexto. Esta es su mejor ubicación en una de las tres vueltas ciclísticas más prestigiosas del mundo.

Su ascenso fue acelerado en los últimos días. El jueves ya trepó al puesto 12. El sábado escaló cuatro posiciones. Y, ahora, está entre los seis mejores, en la general.

Esta nueva posición la alcanzó ayer, 13 de mayo del 2018, tras culminar quinto en la novena etapa con llegada en el alto del Gran Sasso. La prueba fue ganada por Simon Yates (Mitchelton), en cinco horas, 54 minutos y 13 segundos. El británico presentó una seria candidatura al título al mostrarse superior a sus rivales en una etapa donde reforzó la ‘maglia rosa’ de líder.

Carapaz, de 24 años y del equipo Movistar, llegó a cuatro segundos del vencedor. El carchense sintió el trajín de la víspera, cuando hizo historia al ganar la sexta etapa.

“Fue una etapa muy desgastante y dura al final por el viento y con un final explosivo en el que Yates demostró que es el más fuerte”, declaró el deportista tricolor, que recalcó haber pagado el esfuerzo de su ascenso del sábado.

“Los últimos kilómetros se sintieron mucho y me he agarrado como he podido hasta el final de la carrera”, añadió el corredor que mantiene la camiseta blanca de mejor joven. Por ello, trepó al podio y recibió besos en las mejillas de modelos del torneo.

Su buen desempeño en las últimas etapas se debe a su capacidad para escalar en las cuestas. El sábado, precisamente, demostró su gran poder ‘de piernas’ para escaparse del pelotón y acelerar en la vuelta del kilómetro final, en el Santuario de Monteverdine di Mercogliano.

La lid de ayer también presentó una larga ascensión final hacia Campo Imperatore, con un recorrido total de 225 km.

Jorge Montenegro, ciclista y amigo del carchense, cuenta que el corredor se preparó durante un mes en su provincia para rendir a buen nivel y aprovechar su poder escalador, antes del viaje a Europa. Por ello, la aspiración es que pueda alcanzar un nuevo triunfo, en la escalada.

Mañana, precisamente, será la décima etapa con un gran ascenso, entre las localidades de Penne y Gualdo Tadino, de 239 kilómetros. Será un extenuante recorrido.

Hoy, habrá descanso para el pelotón de ciclistas. Y Carapaz tendrá más tiempo para hablar con sus familiares, sobre todo su hijo Santiago, quien cumplió cuatro años.

Su esposa, Tania Rosero, cuenta que se comunica telefónicamente con él antes de su descanso en las noches. “Más que su triunfo, lo que realmente me importa es que llegue sano en todas las etapas”.

Ella está orgullosa de su pareja, quien hace cuatro años fue atropellado por un auto. Entonces, consideraba que no podría volver a tener un buen nivel y sentía temores.

Por ahora, está enfocado en terminar las 21 etapas del Giro. Eso sí, su gran sueño es competir, algún día, en el Tour de Francia, la carrera más prestigiosa del planeta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (0)