10 de enero de 2018 13:08

El Dakar se despide de las dunas y comienza a tomar altura

El piloto holandés Hans Jos Liefhebber conduce su KTM junto a una foca durante la quinta etapa del Rally Dakar 2018, entre San Juan de Marcona y Arequipa, el miércoles 10 de enero de 2018, en la playa de Puerto Lomas (Perú). EFE

El piloto holandés Hans Jos Liefhebber conduce su KTM junto a una foca durante la quinta etapa del Rally Dakar 2018, entre San Juan de Marcona y Arequipa, el miércoles 10 de enero de 2018, en la playa de Puerto Lomas (Perú). EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El rally Dakar 2018 se despide este miércoles 10 de enero de 2018 de las dunas con su quinta y última etapa sobre el desierto peruano y comienza a tomar altura al adentrarse en la cordillera andina, rumbo a Bolivia.

La quinta etapa del rally, entre las ciudades de San Juan de Marcona y Arequipa, es la última que se desarrolla íntegramente sobre territorio peruano y la más larga de todas para los autos y los camiones.

Los vehículos más grandes harán 934 kilómetros, de los que 268 serán cronometrados, mientras que las motos y los quads harán un recorrido distinto, con 774 kilómetros, de los que 266 serán de competición.

Esta particularidad agrega mayor dificultad a los pilotos de autos, pues en su ruta no encontrarán las huellas de las ruedas de las motos, como normalmente acostumbran a hacer para guiarse mejor en el rumbo que deben seguir.

El francés Sébastien Loeb (Peugeot), quien abrió la ruta para los vehículos al ser el primero de los coches en partir tras haber ganado la etapa de este martes, tuvo que abandonar la competencia, después de haberse enterrado por dos ocasiones, y por una lesión de su copiloto, el monegasco Daniel Helena. 

El piloto galo, nueve veces campeón del mundo de rallys, será el primero en conocer la dificultad de las dunas de Tanaka, un sector muy exigente por donde el Dakar pasará por primera vez.

En motos, será la oportunidad para que los serios aspirantes a ganar el rally se reivindiquen tras el abandono del británico Sam Sunderland (KTM), vigente campeón, por un accidente en la jornada anterior.

En el recorrido hacia Los Andes, los competidores también encontrarán las dunas más altas de todo el rally, y a esa mayor altitud, los vehículos pierden potencia, por lo que el riesgo de quedarse atrapado en la arena es aún más grande.

Una vez que terminen sus respectivos especiales, los pilotos tendrán un largo tramo de enlace hasta Arequipa, de 508 kilómetros en el caso de las motos y quads, y de 666 kilómetros en el caso de autos y camiones, por lo que la llegada al campamento se prevé tardía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)