17 de diciembre de 2014 21:49

En Quito también se vive el Clásico del Astillero

Geovanny Nazareno busca frustar  el ataque 'millonario', en la primera final del campeonato, el 17 de diciembre de 2014. Foto: EL COMERCIO

Geovanny Nazareno busca frustar el ataque 'millonario', en la primera final del campeonato, el 17 de diciembre de 2014. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2

Redacción Deportes

La Plaza Foch estuvo teñida de amarillo y azul. Antes de la primera final del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol entre Barcelona y Emelec en el estadio Monumental, en la zona rosa de Quito hinchas de ambos equipos buscaban un espacio para observar el partido.

David Salazar, hincha de Barcelona se lamentó por no ir a Guayaquil para alentar a su equipo de local. Sin embargo, se encontraba con un grupo de amigos esperando entrar en algún sitio para festejar una victoria torera."Vamos a ganar y festejaremos en casa de ellos, 3-0 ganamos", aseguró Salazar.

En otro punto estaba Diario Viteri, hincha de Emelec, quien esperaba que sus amigos le digan dónde era el punto de encuentro para ver el encuentro. Viteri afirmó que con un empate la serie se definía a favor de los azules.

Otros fanáticos buscaban un lugar para ver tranquilos la final, pero en su gran mayoría estaban copados.

Gustavo Dávalos, propietario de Flags Sports, aseguró que el ambiente es similar como cuando juega la Selección. En su establecimiento recibió reservas desde el lunes 15 de diciembre.

Durante el partido existían ofertas en los menús de varios bares y restaurantes. A las afueras del bar Azúca estaban varios hinchas para observar desde ahí en las pantallas las cuales se encontraban adentro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)