6 de enero de 2018 10:55

Peugeot quiere despedirse del Dakar por la puerta grande

Un vehículo de Peugeot durante una sesión de entrenamiento en el sur de Lima

Un vehículo de Peugeot durante una sesión de entrenamiento en el sur de Lima. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El rally Dakar 2018 marcará la despedida de Peugeot de la legendaria carrera y el equipo francés se preparó para hacerlo por la puerta grande. La marca francesa tuvo su primer paso exitoso entre 1987 y 1990 con las victorias de los finlandeses Ari Vatanen, en tres oportunidades; y Juha Kankkunen, en la restante.

Recién en 2015 el León volvió a la prueba, que en 2009 cambió África por Sudamérica. Esta vez el regresó no fue tan abrumador: ganó en dos de sus tres participaciones de la mano del francés Stéphane Peterhansel. Al final de esta nueva edición del Dakar, que se largó hoy en Lima y terminará el sábado 20 en Córdoba (Argentina), la casa gala cerrará este capítulo en busca de nuevos desafíos. "No me extraña que Peugeot deje el Dakar.

Cumple el ciclo lógico de todos los constructores: llegan, ganan y se van", afirmó el francés Etienne Lavigne, director de la competencia. Pese a su decisión, Peugeot no escatimó en gastos para lograr un nuevo éxito. Para eso construyó un auto totalmente nuevo, el 3008 DKR Maxi.

Se trata del tercer vehículo de tracción simple y motor V6 biturbo diésel concebido para esta etapa tras el 2008 DKR de 2015, que tuvo una versión mejorada en 2016; y el 3008 DKR empleado en 2017. Además, apostó por mantener su excelente plantel de pilotos integrado por Peterhansel, sus compatriotas Sébastien Loeb y Cyril Despres y el español Carlos Sainz.

¿Pero cuál es el nuevo desafío de la automotriz? Competir en el Campeonato Mundial de Rally Cross, que en pocos años más se volverá totalmente eléctrico. "Ya estamos en esta categoría a través del Hansen Motorsport, pero a partir de ahora lo haremos con más medios y recursos. Nuestro objetivo está puesto en el 2020, cuando este torneo será totalmente eléctrico.

De esta manera, podremos utilizar una nueva versión del modelo 208 que tendrá ese sistema de propulsión", dijo a dpa el francés Bruno Famin, director del equipo. "Me parece que el Rally Cross es una especialidad que le cae muy bien a los vehículos eléctricos porque las carreras son cortas y no habrá problemas con la autonomía.

Los pilotos no tendrán que detenerse en boxes después de dos vueltas para cambiar de autos", dijo Famin en clara alusión a la categoría Fórmula E en la que el cambio de vehículo es habitual.

"Para nosotros este nuevo reglamento del Rally Cross nos permitirá demostrar que un auto eléctrico puede ser divertido de conducir, dinámico, con mayor potencia y sin ningún sistema de gestión de energía. Esta decisión está directamente relacionada con la estrategia de Peugeot, que en 2023 tendrá el 80 por ciento de su gama con modelos eléctricos", culminó el team-manager.

El alejamiento de Peugeot del Dakar deja a tres de sus cuatro pilotos con futuro incierto. Loeb, que espera lograr en este rally el triunfo que se le negó en los dos últimos años, es el único que sabe qué hará luego de la extenuante prueba, ya que seguirá ligado a Peugeot en el Rally Cross como desde hace dos años.

Peterhansel, Despres y Sainz desconocen qué harán y, por ahora, solo buscan disfrutar de esta despedida del León y definir su futuro una vez que la carrera llegue a su fin. En el caso de los franceses es muy posible que recalen en otros equipos dakarianos en la que su experiencia puede ser muy valorada; mientras que el español ya amagó en varias oportunidades con retirarse y tal vez este sea el momento para hacerlo. Con toda la carrera aún por delante, Peugeot ahora solo busca una cosa: despedirse del Dakar con nuevos éxitos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)