9 de julio de 2017 00:00

Oro y Grana se quedó con el título provincial de baloncesto

Alfredo Salgado (centro) levanta el trofeo de campeón junto a sus compañeros Bryan Pazmiño (15), Drexler Mejías (17) y José Galárraga (derecha).

Alfredo Salgado (centro) levanta el trofeo de campeón junto a sus compañeros Bryan Pazmiño (15), Drexler Mejías (17) y José Galárraga (derecha). Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Deportes
(D)

John Escalante, entrenador de Oro y Grana, abrazaba a todos sus jugadores al final del segundo ‘play­off’ ante Liga de Quito. Sus pupilos consiguieron el título provincial, tras ganar la serie final por 2-0, ante un equipo con basquetbolistas de mayor experiencia.

El juego del viernes fue apretado. Oro y Grana venció a los albos por 88-80. Liga puso en la cancha a su mejor quinteto. Andrés Cochambay, Darol Hernández, Engels Tenorio, Eduar Caicedo y Juan Pablo Álvarez querían igualar la serie­ y obligar a que el torneo se definiese en un tercer partido.

En el primer cuarto parecía que ese resultado podía darse. Los albos terminaron con una ventaja de 10 puntos (22-12). El cubano Yasmany Fundora se encaminaba a ser el máximo anotador. Hizo 16 puntos en el primer cuarto y terminó siendo el piloto del juego de los universitarios.

En el segundo cuarto, el técnico Escalante entendió que para ganar a la experiencia necesitaba gente rápida. Sus jugadores demostraron ser inteligentes en recuperación de balones y veloces a la hora de desplazarse en cancha.

Josué Galárraga, quien fue el jugador más valioso de l primer ‘playoff’ (marcó 30 puntos el martes), no pudo mostrar su mejor juego. Encima tuvo a Engels Tenorio marcándolo muy de cerca y bloqueando todos sus intentos de lanzamientos de tres puntos.

Oro y Grana usó la rotación de jugadores como su mejor estrategia. Escalante puso en la cancha nueve jugadores que le dieron ritmo al juego de los pichinchanos, mientras que en Liga de Quito las lesiones complicaron.

El argentino Juan José Pidal, entrenador del cuadro azucena, tuvo una banca corta con apenas seis jugadores estelares y juveniles. Las lesiones de Christian Orozco y del cubano Hernández no le permitieron hacer las variantes y oxigenar a sus basquetbolistas.

La gran figura de la segunda final fue Sebastián Bedoya. El alero concretó 32 puntos con una efectividad del 75% en los lanzamientos triples y del 76,9% en los tiros libres. Fue un verdadero dolor de cabeza para la defensa de LDU, equipo que generó 26 faltas.

“Con seis jugadores no se puede ganar un torneo. En Oro y Grana tenemos una plantilla más extensa que nos permitió desgastar físicamente a Liga. La constante rotación fue para eso. Los hicimos correr y equivocarse”, comentaba al final Salgado, capitán del nuevo campeón provincial.

El Oro y Grana viene de un proceso de cinco años. Escalante reconoció que esa también fue una ventaja ante Liga de Quito, que volvió al ba­loncesto después de 10 años sin actividad.

Guillermo Romero, presidente de Liga, aseguró que perder la final no fue un fracaso. Dijo que es el inicio de un nuevo proyecto que los universitarios emprendieron este año y que se busca institucionalizar.

Además del equipo masculino, ya se crearon otras dos categorías juveniles. También se armó la plantilla femenina para disputar el torneo provincial de esta rama.

“La principal idea de armar el equipo de Liga era revivir el baloncesto. Este proyecto es más amplio. Ahora tenemos un equipo femenino, Sub 17 y Sub 15 que está representando al club en torneos en Guayaquil”, dijo Romero.

El próximo gran reto será llevar a la ‘U’ a la Liga Nacional. Para eso la dirigencia ya trabaja en la búsqueda de auspicios que sostengan el proyecto.

Del equipo estelar de los universitarios, seis talentos reforzarán equipos de Ambato, Guayaquil, Machala y Cuenca. Por su parte, Oro y Grana volverá a los entrenamientos con miras a los Juegos Nacionales. Ese es el objetivo del ‘coach’ John Escalante para esta temporada.

El máximo anotador del torneo fue Daniel Guayaquil, de Marathon Sports. Marcó 219 puntos. El mejor triplista fue Engels Tenorio, con 33 puntos.

El trofeo al mejor jugador del partido se lo llevó Bedoya. El alero fue ovacionado por los aficionados cuando su nombre fue mencionado por los altoparlantes. Alfredo Salgado asegura que el proceso tuvo resultados y que el título alcanzado fue apenas el inicio de todo lo que Concentración Deportiva de Pichincha apuesta por este grupo de jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)