16 de julio de 2015 17:26

La natación venezolana busca el éxito entrenando con el 'enemigo'

Andreina Pinto es una de las estrellas de la natación venezolana y se entrena en EE.UU. Timothy A. Clary / AFP

Andreina Pinto es una de las estrellas de la natación venezolana y se entrena en EE.UU. Timothy A. Clary / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Una cierta paradoja envuelve a la natación venezolana, que busca crecer en el continente americano preparando a sus mayores exponentes en Estados Unidos, rival inalcanzable en la pileta y, sobre todo, antagonista político de su gobierno.

Del grupo que participa en los Juegos Panamericanos de Toronto, Andreína Pinto y Albert Subirats, las dos grandes estrellas del agua en Venezuela, se entrenan y compiten en el todopoderoso rival norteamericano. Pero no son los únicos. Daniele Tirabassi, Carlos Omaña, Marcos Lavado, Mercedes Toledo y Carlos Claverie, el joven llamado a liderar el grupo venezolano en el futuro, también se desarrollan en Estados Unidos. "Es, sobre todo, por una cuestión de estudios", aseguró Tirabassi en conversación con dpa. "Allí podemos combinar ambas cosas".

Sin descuidar sus entrenamientos, Subirats estudia un postgrado en Negocios Internacionales y Administración en Alabama. Claverie, de 18 años, recién inició su formación en Negocios Internacionales en la Universidad de Louisville, en Kentucky. "Yo llevo un año allí y la experiencia está siendo muy buena. Además del estudio, hay más gente, más medios, más competencia", contó Claverie, plusmarquista venezolano de los 100 y 200 metros pecho

La gran promesa de la natación 'vinotinto', plata en los 200 pecho en los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2014 en Nanjing, siguió desde chico la senda de Subirats y de Pinto y, como ellos, alcanzado determinado nivel, consideró que para seguir progresando debía emigrar a Estados Unidos. "En Venezuela, nos falta, sobre todo, la infraestructura", señaló Tirabassi. "Hay nadadores, hay entrenadores, hay talento y las ganas están, pero no tenemos buenas instalaciones", prosiguió el relevista venezolano, uno de los veteranos del grupo con 26 años.

Mucho más pequeño que Brasil, Venezuela pretende, sin embargo, competir con el gigante sudamericano por la tercera posición de la natación continental. "Queremos estar mejor ubicados, entre los tres mejores de América, nos da igual el rival que se caiga de ese podio", proclamó el mariposista Marcos Lavado en conversación con dpa.

"Andreína y Albert nos enseñan con su pasión y su profesionalidad que se puede. Tenemos talento y pasión, aunque nos falta más reconocimiento y apoyo social", continuó Lavado, que también compitió en los Juegos de Londres. Estados Unidos y Canadá, como ratificaron en lo que va de competición en el Centro Acuático de Toronto, están en otro nivel. Y Brasil, con sus Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina, aumentó la fortaleza que tradicionalmente exhibió entre los países sudamericanos.

Mientras Venezuela aún no logró ninguna medalla en lo que va de Panamericanos, los nadadores brasileños se quedaron con preseas que tradicionalmente aumentaban el casillero de Estados Unidos o Canadá. En su país, los nadadores venezolanos cuentan apenas con piscinas y complejos deportivos que cumplan los estándares de la competición internacional. Y sus torneos nacionales tampoco tienen el nivel competitivo que encuentran en Estados Unidos, donde se miden con los mejores del mundo.

"En Venezuela, tampoco tenemos la oportunidad de entrenarnos todos juntos y eso es algo importante para el grupo. Cuanta más gente, mayor competencia y mayor nivel", expuso Tirabassi. "El simple hecho de poder entrenarte con un gran grupo de nadadores ya te obliga a subir el nivel", abundo Pinto, olímpica en Pekín 2008 y Londres 2012 y plata en los 400 metros en los pasados Panamericanos de Guadalajara.

"Luego, competir contra ellos y contra los mejores, lo refuerza". Pese a las carencias, saliendo al exterior, los nadadores venezolanos han logrado hacerse con un nombre y un prestigio en la natación continental y a Toronto arribaron apuntando a varios podios: Pinto, en las pruebas largas, el 400 y el 800, sus especialidades; Subirats, en los 100 mariposa; Cristian Quintero, otro de los jóvenes talentos, en los 400 también. "Lucharemos por nuestras opciones de medalla. Siempre pensé que, si los demás pueden, los venezolanos también", avisó Tirabassi. De momento, aún no pudieron. Les resta lo que queda dos jornadas más.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)