18 de diciembre de 2017 00:00

LDU salvó el año gracias a Barcos

Hernán Barcos se paseo al final del partido por toda la general sur para saludar con los hinchas de Liga. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Hernán Barcos, al finalizar del juego, se paseó frente a los hinchas de la general y regaló camisetas. ¿Volverá el 2018? Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 20
Mauricio Bayas

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Fue un partido que resumió el año de Liga de Quito. LDU tuvo momentos brillantes y goleaba a Técnico Universitario 3-0, pero en el segundo tiempo asomó el equipo irregular de toda la temporada.
La ‘U’ ganaba con comodidad y cuando parecía el cotejo resuelto las equivocaciones defensivas volvieron. Fue la misma inseguridad que provocó enojos, reclamos e insultos de los hinchas en un final de temporada insípido.

Clasificar a la Copa Sudamericana para un equipo que invirtió USD 11,2 millones es poco. Pero el domingo, 17 de diciembre del 2017, quedó demostrado porqué LDU entró a un torneo internacional rasguñando.

El domingo, los hinchas fueron al estadio Rodrigo Paz con la ilusión de olvidar las penas del año con una fiesta y con goles.

Esteban Paz, directivo albo, dijo que entrar a la Sudamericana permitía hablar de un año de fracaso, pero lo que se agregó ayer fue que terminó con un ‘fútbol feo’. Similar a las presentaciones de las dos etapas en la que sufrió para ganar.

El último encuentro del año, en Ponciano, registró un inicio lógico con la ventaja del 2-1 de la ida. La ‘U’ tuvo 16 minutos de encanto. José Francisco Cevallos, el volante creativo, con un remate cruzado abrió el marcador. Fue con acción de Barcos iniciando la jugada en la mitad de cancha. Técnico Universitario entró nervioso. Quiso sorprender, pero le costó afirmarse y no sabía cómo marcar a Barcos.

Justo a los 16 minutos, cuando los hinchas de Liga cantaban que Barcos ¡no se va! cayó el 2-0. Un centro de Cevallos fue bien definido y el idilio de Barcos con la hinchada tuvo un momento conmovedor. El ‘Pirata’ tapado el ojo festejaba el gol 23 en el torneo local y movía sus manos diciendo que se queda. Que hay Barcos para una temporada más.

La ‘U’ se paseaba en la cancha. Barcos casi anota el tercer gol en una acción individual. Los albos se fueron al descanso con los reclamos por la jugada. Reclamaban penal.

Liga volvió en el segundo tiempo con la estrategia de ceder espacio a los ambateños. Así halló espacio para el tercer gol. Anderson Julio, quien ingresó, contragolpeó a velocidad y Cevallos puso el 3-0.

Parecía todo resuelto. Con la ventaja empezaron los cambios. Se fue Daniel Viteri. El golero acusaba un golpe. Repetto unió a Horacio Salaberry y John Narváez como defensas centrales. Con esa fórmula volvieron los errores defensivos.

Fabio Renato, el atacante de los ambateños, de 37 años, anotó tres tantos y empató el partido. El brasileño nacionalizado se robó el ‘show’ y sembró el mal ambiente en Ponciano.

El fastidio de los hinchas albos era evidente. Comenzaron los insultos en contra de Jonathan González, Narváez... Como todo el año. Barcos perdió la calma y también reprendió a sus compañeros.

Los últimos minutos fueron dramáticos. Técnico Universitario fue un equipo atrevido. Sintió que podía jugar de igual a igual y así lo hizo. En una de las últimas acciones, el golero Walter Chávez subió al área local y casi vuelve a ser determinante en la jugada. En el contragolpe, Sherman Cárdenas, de LDU, tuvo en sus pies el cuarto gol, pero la pelota topó en el poste y no entró.

Cuando el partido se acabó hubo distintas sensaciones. Algunos hinchas de Liga se fueron reclamando. La gran mayoría se quedó para cantarle a Barcos. El argentino se paseó por la general sur.

Regaló camisetas, recibió presentes se tomó fotos y se bañó de cariño. “Creo que vamos a arreglar la renovación”, se fue anticipando Barcos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)