26 de October de 2014 22:10

Lauro Cazal: ‘No tengo cábalas, porque creo que eso va en contra de Dios’

"Creo que este grupo es bendecido y que Dios nos juntó para alcanzar la gloria. Somos todos como una familia”. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

"Creo que este grupo es bendecido y que Dios nos juntó para alcanzar la gloria. Somos todos como una familia”. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 27
Contento 1
Paola Gavilanes V. Redactora (D)
pgavilanes@elcomercio.com

Entrevista

Lauro Cazal, delantero del Aucas, hace revelaciones de su vida

Aucas está cerca de cristalizar el sueño de ascender a la A. ¿Cómo vive este momento, consciente de que usted ha sido uno de los jugadores que ha contribuido para que Aucas lidere la tabla de posiciones?

Se me eriza la piel de solo pensar que podemos hacer realidad ese sueño. Pero ese logro es producto de un trabajo en equipo. Cada partido se hace más grande y nos ponemos ansiosos. A veces nos abrazamos y lloramos porque sabemos que está por venir algo importante para la institución y para nuestras carreras.

Usted es uno de los goleadores del equipo. ¿Antes de iniciar el torneo se propuso marcar un determinado número de goles en Aucas?

Mi meta es convertir 20 tantos. Hasta ahora llevo 14 (antes del 24 de octubre) y creo que si me esfuerzo y si sigo soñando lo puedo lograr. Cada día también lo motivo a Jimmy Delgado, mi compañero en el ataque. Su registro de goles está sobre el mío, así que espero que llegue a los 27. Así queremos coronar un año muy lindo para nosotros y para la institución.

Se dice que usted investigó a Aucas a través de la Internet antes de firmar un contrato. ¿Es cierto eso?

Jugué una temporada en Técnico Universitario y eso me ayudó a conocer el fútbol de la Serie B. Pero es cierto que investigué antes un poco del equipo y de su hinchada. La fidelidad de los aficionados fue lo que más me llamó la atención y me gustó.

¿Y ahora se siente a gusto?

Estoy feliz. Dentro del equipo somos como una familia. Nos reímos, conversamos y lo más importante es que compartimos un mismo objetivo.

¿Y se siente igual de bien en Ecuador?


Sabes que me adapté rápido. Me gusta el clima, la gente es amable y hospitalaria. Muchos de los hinchas me demuestran su cariño en la calle. Me dicen: “bien ‘paragua’, sigue así”. Estoy contento porque también me adapté al estilo de juego. He marcado goles importantes y espero seguir convirtiendo.

¿Se acostumbró a disfrutar del verano en el día y del invierno en la noche?

(Risas). También. Ya no me sorprende el clima de Quito y creo que hasta me gusta. En mi país la temperatura subió. La semana pasada llegó a los 51 grados. ¿Te imaginas? Hablando con mi señora le decía que no sé si pueda adaptarme nuevamente a las altas temperaturas y le comenté que me gustaría quedarme a vivir aquí.

¿Extraña su país?

Estoy jugando, me siento bien aquí y eso hace que no piense tanto en mi país. Además vivo con mi esposa (Natali Franco) y mi hijo de 1 año y nueve meses, y eso es lo que necesita un jugador para estar tranquilo y rendir en un país que no es el suyo.

¿Ya tiene un plato ecuatoriano favorito?

Me gusta el encocado de pollo. Los compañeros lo preparan y es delicioso. También me gusta la menestra.

¿Aprendió a preparar el encocado?


No. Pero con mi señora hacemos comidita ecuatoriana y también platos de nuestro país. El arroz, que tanto le gusta al ecuatoriano, también lo comemos a diario.

¿Qué hace para distraerse?

En mi día libre salgo a pasear por el centro comercial junto a mi familia, aunque últimamente no lo hemos hecho porque en la tarde llueve. Nos preocupa que al pelado le dé gripe.

¿Cómo es su relación con sus compañeros?

Nos llevamos bien y un plus es que todos creemos en Dios. Es por eso que tenemos la costumbre, después de un partido o entrenamiento, de reunirnos en el centro de la cancha para dedicarle una oración a Dios. Le agradecemos por el trabajo. Cada día una persona diferente realiza la oración. Este es un grupo sano, bendecido. Yo digo que Dios nos reunió para que podamos llegar a la gloria.

¿Tiene alguna cábala?

Soy muy creyente de Dios y por eso no creo en las cábalas. No tengo cábalas, porque creo que eso va en contra de Dios.

¿Va a misa entonces?


Antes iba con frecuencia, ahora ya no. Hago oraciones en la casa con mi esposa. Ahí tengo tiempito para leer la palabra y pedir por todos.

El guaraní es el idioma oficial en Paraguay. ¿Lo usa para comunicarse en casa?

En casa mezclamos el español con el guaraní. Mi hijo ya dice algunas palabritas. Hablo solo guaraní cuando me comunico con mis familiares. Los papás y los abuelos lo utilizan todo el tiempo porque es nuestra identidad. En Asunción no lo usan tanto porque ellos creen que es de bajo nivel.

Hoja de vida

Trayectoria. Nació en Paraguay. Tiene 28 años. Juega como delantero en Aucas. Llegó al país el año pasado para defender la camiseta de Técnico Universitario, de Ambato.

Su vida. Radica en Quito junto a su esposa y su hijo de 1 año y nueve meses, que nació en Paraguay.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)