27 de mayo de 2017 16:30

Kimi Raikkonen logra la 'pole' por primera vez desde 2008

Raikkonen no se veía saliendo del primer lugar de una carrera de F1 desde el 22 de junio de 2008, en el circuito francés de Magny-Cours. Foto: AFP

Raikkonen no se veía saliendo del primer lugar de una carrera de F1 desde el 22 de junio de 2008, en el circuito francés de Magny-Cours. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

El piloto finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), apodado 'Iceman' (hombre de hielo), logró este sábado 27 de mayo de 2017 en Mónaco una pole position que no obtenía desde hace nueve años, la última vez en el Gran Premio de Francia 2008.

El hombre de hielo voló sobre el circuito urbano de Montecarlo, en el que ya ganó y obtuvo una pole en 2005, con un mejor giro de 1:12.178, que fue 43 milésimas más rápido que el mejor registro de su compañero alemán Sebastian Vettel, y 45 mejor que el de su compatriota finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), tercero.


Raikkonen no se veía saliendo del primer lugar de una carrera de F1 desde el 22 de junio de 2008, en el circuito francés de Magny-Cours, donde como hará mañana compartió fila con otro Ferrari, el del brasileño Felipe Massa (hoy en Williams), que terminó llevándose la victoria.

De esa carrera solo continúan en activo seis pilotos, incluido el propio Raikkonen junto a su compañero Vettel (entonces en Toro Rosso), el español Fernando Alonso (en 2008 en Renault, hoy ausente de su McLaren-Honda por competir en las 500 Millas de Indianápolis), el británico Lewis Hamilton (siempre subido a su Mercedes, entonces unido a McLaren), el ya citado Massa y el británico Jenson Button (entonces en Honda, hoy regresado para suplir a Alonso).


No obstante, hoy como ayer, el análisis del piloto finlandés volvió a ser lacónico, coherente con el carácter reservado de Kimi, una rara avis dentro del mundo de extrema exposición mediática que es la Fórmula Uno.

"Es el mejor sitio para empezar mañana (28 de mayo), pero no garantiza nada. No obstante, estoy muy feliz de haber conseguido esta posición, ha sido un fin de semana bueno", explicó Raikkonen en la rueda de prensa posterior a la sesión clasificatoria de este sábado, en la que dijo que su actuación de hoy fue "mejor", pero "no perfecta".

Su compañero Vettel, actual líder del Mundial y que no llegó a desafiar el registro de su compañero hasta los últimos instantes, tendrá que intentar emular a Massa en 2008 si quiere llevarse la victoria y poner puntos de distancia con el británico Lewis Hamilton, sin duda el gran perdedor de la jornada.

El de Stevenage (Reino Unido) no tuvo su día. Lo que eran malas sensaciones con el agarre de su Mercedes en los entrenamientos del jueves pasado se confirmaron en la jornada de este sábado, en la que fue quinto en el entrenamiento matinal, décimo en la Q1 y finalmente decimocuarto en la Q2, cuando quedó eliminado.

Lewis estuvo peleado con sus neumáticos desde el inicio de la sesión clasificatoria, lo transmitió a los talleres, pero no supieron encontrar la razón de la falta de agarre. Con el último cambio de neumáticos, el británico pareció mejorar y estableció vueltas rápidas, pero se encontró con una sorpresa final.

El coche del belga Stoffel Vandoorme (McLaren-Honda), que sorprendía a todos con un séptimo puesto en la Q2 y que le dejaba clasificado para la lucha por la pole, golpeó su monoplaza contra las barreras justo cuando Hamilton pintaba de verde los sectores de su tabla de tiempos, lo que quiere decir que mejoraba sus registros.

Si era suficiente o no esa mejora para meterse entre los diez primeros es algo que nunca sabremos, porque el accidente de Vandoorme provocó la bandera amarilla cuando el tiempo de la Q2 se agotaba, e hizo imposible la vuelta rápida de Hamilton.

"Estaba dando todo en la última vuelta y, de repente, el que tenía delante tuvo un accidente. ¡No me lo podía creer!", explicó después Hamilton, que no tiene mañana una muy difícil papeleta partiendo del puesto 13 en un circuito donde adelantar es casi imposible, y no descartó rodar con poco riesgo para conservar el motor.

En el otro lado del garaje de Mercedes, el finlandés Valtteri Bottas no pareció sufrir con tanta intensidad los problemas de agarre que indicaba su compañero, ya que se quedó a apenas 45 milésimas del tiempo de la pole.

Por detrás de los tres primeros, Red Bull cumplió los pronósticos y colocó cuarto y quinto al holandés Max Verstappen -que comenzó sobresaliente, liderando la Q1- y al australiano Daniel Ricciardo, que no parece estar en la mejor situación para intentar el triunfo que se le escapó en 2016, cuando fue poleman en Montecarlo.

Siguiendo a su escudería mayor se situó el Toro Rosso del español Carlos Sainz, que obtuvo un sexto puesto sobresaliente, a 64 milésimas del tiempo de Ricciardo.

"Si quieres hacer vuelta buena durante el año el sitio es Mónaco y al final la mejor ha llegado aquí", manifestó un sonriente piloto madrileño, cuyo objetivo será conservar mañana esta posición, con atención especial a la salida y la estrategia, que será a una parada para la mayoría de pilotos.

Sorprendieron positivamente también los pilotos de McLaren-Honda, Vandoorme colándose por primera vez en su carrera en Q3 -aunque el accidente del final de la Q2 no le permitiera darse el gusto de rodar en la última sesión-, y el británico Jenson Button demostrando que su sustitución de Fernando Alonso no es para hacer de comparsa con un noveno puesto, aunque saldrá último por las penalizaciones que arrastra por cambios de motor.

Este domingo, 28 de mayo, a las 14:00 horas locales (12:00 horas GMT) la salida de Mónaco y la fase de cambio de neumáticos serán claves para saber si el hombre de hielo, Kimi Raikkonen, es capaz de añadir a la pole una victoria que no consigue desde hace cuatro años (Austria 2013), y que sería la vigésimo primera de su trayectoria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)