2 de May de 2015 20:01

Juan Guerrero campeón de la Vuelta Automovilística 2014 dejará las pistas temporalmente

Juan Guerrero (der.) posa junto a su hermano, en el auto con el que ganó el campeonato.
Juan Guerrero (der.) posa junto a su hermano, en el auto con el que ganó el campeonato. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 3
mquizhpe@elcomercio.com

Juan Guerrero se muestra nostálgico por su retiro temporal de las pistas. La decisión fue por asuntos personales y económicos. Y esa ausencia se evidenció en las dos válidas del Rally Nacional 2015 que se corrieron entre marzo y abril en Tungurahua y Azuay.

El ganador de la Vuelta Automovilística al Ecuador 2014 hará un receso e incluso piensa vender su vehículo hasta retomar las competencias el próximo año. Su regreso estará condicionado al apoyo económico que reciba de las empresas privada y pública.

En el 2014, Guerrero hizo un enorme esfuerzo económico y ocupó un tiempo considerable para ganar el giro automovilístico. Por ello, este año priorizará a su familia y emprenderá nuevos proyectos laborales de biomedicina. “En Ecuador no vivimos del deporte y del automovilismo”, justificó.

Bajo esa consideración, inicialmente decidió alejarse de forma temporal. Sin embargo, por la pasión que tiene por el deporte tuerca, alerta a sus adversarios que pudiera reaparecer en la Vuelta a la República, entre el 16 y 24 de octubre.

Con su experiencia en carreras nacionales e internacionales, el piloto azuayo pone al descubierto cuánto presupuesto se requiere. En las seis válidas del Rally Nacional se invierte USD 25 000, otros 25 000 se necesita para la Vuelta a la República50 000 para competir en un Mundial en Argentina.

Según Guerrero, “con esto de las salvaguardias y las decisiones que ha tomado el Gobierno se nos hace más complicado financiar las competencias”. Antes era menos difícil cubrir los costos con el apoyo de la empresa privada. Ese tema también lo empujó para alejarse de las pistas.

La decisión la asumió con su esposa Daniela Encalada y sus hijos Juan Daniel (10 años), Luciana (4) y Martina (2). “Mis hijos están creciendo y requieren mayor atención, igual necesito mayor tiempo en el trabajo”. La idea de su retiro temporal, por ahora, se acrecentó al ganar la Vuelta a la República.

Tras reiterar que, “el automovilismo no nos da de comer en Ecuador, lo hacemos por diversión y por representar al país”, el piloto pidió paciencia a sus seguidores. Con una carcajada sostuvo que sus adversarios aprovecharán su ausencia, porque retornará con todas las baterías cargadas. “Este año van a tener un rival menos”.

Guerrero suele lesionarse en escenarios ajenos al automovilismo. Hace dos meses sufrió una aparatosa caída de la moto cuando un fin de semana se paseaba fuera de la ciudad con su hijo Juan Daniel. “Me rompí la punta de la clavícula, fui operado e inmovilizado el brazo durante un mes”. Ahora está en rehabilitación.

Hace más de 10 meses, antes de correr la Vuelta al Ecuador, sufrió la ruptura del tendón de Aquiles jugando fútbol en un campeonato de padres de familia, en la escuela de su hijo mayor. Sonriente, como siempre, el corredor asegura que le ajusta aquel refrán que dice “zapatero a tu zapato”.

Guerrero nació en Cuenca hace 34 años. En su adolescencia y juventud incursionó en el motociclismo y en el karting.

Trayectoria.  El 2002 ingresó en el automovilismo como copiloto de Cristian Proaño y lo acompañó por tres años. El 2006 fue copiloto de Homero Cuenca. En el 2013 ganó seis válidas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)