10 de noviembre de 2017 00:00

Independiente del Valle tendrá tres juegos en casa

Michael Estrada encabezará el ataque rayado ante Liga de Quito

Michael Estrada encabezará el ataque rayado ante Liga de Quito. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

Alexis Mendoza es un técnico sin cábalas. Considera que los entrenadores deben evitar las supersticiones y solo trabajar constantemente para generar resultados positivos. Con esa premisa, prepara al Independiente del Valle con el desafío de ganar la segunda fase, aunque no depende de sí mismo para conseguir ese objetivo.

A falta de cinco fechas para el fin de la etapa, el club del Valle es quinto en la etapa con 27 puntos. Se encuentra a cuatro del líder, Delfín, pero el técnico recalca que peleará por terminar primero. “El objetivo siempre ha sido pelear la punta”, insistió en la práctica de los negriazules, ayer, en el estadio de la Liga Cantonal de Rumiñahui.

Ahí, preparó a sus dirigidos para el encuentro ante Liga de Quito, desde las 11:30, en el escenario de Sangolquí. Este será el primero de los cinco cotejos que le restan al club. Luego, visitará a Emelec.

Posteriormente, recibirá a Guayaquil City e irá a Ambato para medir a Macará . Su último encuentro será en casa, ante Universidad Católica. Estarán 15 puntos en disputa a los que se aferran el entrenador y sus jugadores.

Los negriazules admiten que podrían haber estado en una mejor posición, pero los errores los relegaron. Advierten que las principales fallas son la falta de concentración en los minutos finales y la falta de puntería para concretar los tantos en partidos ‘bravos’.

El error que más duele al equipo es el cometido ante Delfín, hace tres semanas, en Sangolquí. A falta de cuatro minutos, ganaba 2-1, pero se dejó empatar y terminó 2-2. Fue un resultado que le impidió ‘tumbar’ a los cetáceos.

Por ello, el mediocampista Mario Rizzotto expresa que “se necesita ganar como sea a Liga”. Para el uruguayo de 33 años, uno de los más antiguos del plantel, se precisa ser ofensivos y aprovechar las opciones de marcar.

Independiente es el segundo más goleador de la temporada (60 tantos en 39 partidos), pero eso no le ha alcanzado para ser líder.
Fernando León, uno de los tres capitanes, dice que “ya es hora” de jugar una final en el campeonato. “Desde que estoy en las divisiones juveniles del equipo esa ha sido mi ilusión. Este grupo se merece llegar a esa instancia. Por eso, no nos vamos a rendir”.

Para enfrentar a LDU, Mendoza no contará con Janner Corozo, quien se recupera de una lesión y volverá a jugar en dos semanas.
Con ello, planea mantener el equipo titular que jugó ante el ‘Expreso Austral’, en el Alejandro Serrano Aguilar. También tiene la opción de incluir a Gabriel Cortez en lugar de Jhegson Méndez, con lo cual el plantel sería más ofensivo.

Con el ‘Loco’ en cancha, el equipo tiene más posibilidades de desbordar y generar juego ofensivo para los atacantes, pero pierde marca en el medio campo.

Para la delantera se alistan el argentino Maximiliano Barreiro y el ecuatoriano Michael Estrada, quien es el artillero del plantel con 15 anotaciones.

Otra alternativa es el esmeraldeño José ‘Tin’ Angulo, quien retornó de Suiza por una audiencia en la FIFA por un caso de dopaje en la Copa Libertadores 2016. En el ataque otras opciones también son Cortez, Washington Corozo y Billy Arce.

Los tres mantienen una amistad cercana en el cuadro del Valle. Ayer, estuvieron juntos en un costado del estadio, cerca de la banca técnica, mientras el resto de sus compañeros realizaba el habitual ‘torito’ antes de la práctica formal de fútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)