6 de December de 2014 23:49

Los incentivos saltan a la cancha

Emelec ganó las dos etapas del torneo nacional, el año pasado, y se coronó campeón directo. Énner Valencia (der.) integró el plantel de futbolistas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Emelec ganó las dos etapas del torneo nacional, el año pasado, y se coronó campeón directo. Énner Valencia (der.) integró el plantel de futbolistas. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Quito, Guayaquil y Sierra Centro  

El capitán Henry León y otros jugadores destacados del Independiente del Valle se reunieron a inicios del año con dirigentes del club. En esa cita, los directivos acordaron cancelar premios económicos a los futbolistas en caso de que estos consigan clasificaciones a la Copa Sudamericana, la Copa Libertadores o por alcanzar el título local.

Ese acuerdo retomó vigencia en estas instancias finales del Campeonato en el que los equipos de la Serie A se disputan los cupos a los torneos internacionales y la posibilidad de culminar primeros para jugar la final.

Este tipo de convenios es usual en los planteles poderosos en el fútbol de élite del país. Los pactos se establecen de acuerdo con la capacidad económica del plantel y a los objetivos trazados en los planes anuales.

En Independiente el monto de los premios se mantiene en reserva, pero el gerente del club -Santiago Morales- dice que los incentivos varían de acuerdo a la posición final del plantel y, por ende, su clasificación a determinadas Copas.

“Tenemos una tabla variable en función de la ubicación. Por la clasificación a la Libertadores, los jugadores recibirán más”, afirma el representante del conjunto del Valle, que juega en la Primera categoría desde el 2010.

La inversión de los directivos creció en los últimos años con el propósito de que los ‘rayados’ lleguen, en algún momento, a ganar el título ecuatoriano. Esta temporada, el presupuesto se elevó a USD 5 millones, con relación a los 2,5 millones del año pasado. Los gastos subieron por la participación del equipo en la Sudamericana y en la Libertadores.

Según Morales estos pactos son válidos en la intimidad de los planteles. Eso sí, en Independiente más que alcanzar títulos, el plan es proyectar a jugadores de la cantera al equipo de la Primera.

En Barcelona y Emelec también se acordaron incentivos. Cuando Barcelona quedó campeón del 2012, los jugadores recibieron un premio de USD 2,5 millones , repartidos en la pltanilla, según reveló Antonio Noboa, presidente del club.

Ese valor incluyó el dinero de USD 50 000 dado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) a los canarios. Este año, en cambió la Ecuafútbol entregará USD 100 000 al campeón.

En este 2015, los jugadores y dirigentes del ‘Ídolo’ pactaron recompensas menos onerosas por el déficit de USD 12 millones que arrastra el club. Esto lo confirmó Luigi Macchiavello, jefe de prensa del club. Él no reveló los montos, pero explicó que existen premios diferentes por ganar la etapa o por alcanzar el título.

Algo similar ocurre en Emelec. Marcelo Luna, gerente del club, confirmó que se negociaron premios en función de las metas cumplidas.

Los jugadores recibieron un premio por ganar la primera etapa y clasificarse a la final.

El presupuesto eléctrico para esta temporada llega a los USD 10 millones. Además, en el transcurso del año tuvieron ingresos por la Sudamericana (USD 825 000) y la Libertadores (USD 900 000).

Los clubes Barcelona, Emelec e Liga de Quito incluyen en los acuerdos con los jugadores bonificaciones por partidos ganados y objetivos, como clasificarse a los torneos internacionales y ganar el título nacional.

Charlas e incentivos para evitar el descenso

A diferencia de Independiente, Emelec, Barcelona o Liga de Quito, otros equipos luchan por mantenerse en la Serie A. El riesgo de perder la categoría alerta a los dirigentes que cambiaron de estrategia en la recta final del torneo para motivar a los futbolistas de sus planteles.

En Mushuc Runa, por ejemplo, los directivos ofrecieron un incentivo económico al cuerpo técnico y a los jugadores para salvar la categoría.

Además, el presidente vitalicio Alfonso Chango y el entrenador argentino Julio Asad dan charlas de motivación constante a los futbolistas.

Manuel Pilamunga, gerente deportivo del club, detalló que los jugadores se encuentran al día en los pagos de las mensualidades. “Pero también consideramos un incentivo por el esfuerzo que hacen los muchachos. No podemos hablar de valores, pero el plantel tendrá un reconocimiento”.

En Deportivo Quito, Joselito Cobo también se preocupó por pagar salarios atrasados a los jugadores.

El rol de cada mes del plantel asciende a USD 180 000 y, por ello, el empresario afirmó que mantener al plantel es difícil, sobre todo para cancelar los salarios atrasados.

Pero cuando asumió el mando se preocupó de cancelar un mes de salario. Fue una estrategia, además, para motivar a los futbolistas que luchan por evitar el descenso.

Esto motivó a los azulgranas. Entonces, el capitán Édison Vega deslizó que llegaron a un acuerdo para recibir el pago de las deudas en plazos determinados. “Ahora nos queda solo luchar hasta el final. De nuestro trabajo dependen muchas personas”.
Hoy (7 de diciembre de 2014), Deportivo Quito tiene un partido clave ante Liga de Quito, en el estadio Atahualpa, en su intención de alejarse de la Serie B.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)