23 de junio del 2016   00:00

USFQ impulsa un equipo de fútbol

Ana Carolina Lara impone su estilo como entrenadora

Ana Carolina Lara impone su estilo como entrenadora. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Deportes

La Universidad San Francisco se propuso trascender en el fútbol femenino. Su equipo USFQ lleva más de cinco años entrenándose con una metodología que ha dado buenos resultados.

Su plantel tiene jugadores que van desde los 15 hasta los 23 años. El compromiso del club es incentivar a las chicas en el deporte. Carolina Lara, exseleccionada ecuatoriana e integrante del cuerpo técnico, resalta la función de la universidad. "Aquí se forma a las jugadoras, para que luego puedan ingresar a la universidad por medio de una beca".

El equipo actualmente tiene 40 jugadoras, de las cuales 20 son de la universidad y el resto pertenece a las divisiones formativas y a otras instituciones.

Samanta Enríquez, de 18 años, es la capitana del equipo y forma parte del grupo desde el 2010. Ella estudia química farmacéutica en la Universidad Central. La jugadora, que luce el número 50 en su espalda, tuvo la oportunidad de formar parte de la San Francisco, pero temas económicos se lo impidieron. "Tuve la oportunidad y me daban la beca, pero por factores económicos no ingresé. Acá el equipo me ha enseñado a ser una dragona más. Los profesores siempre nos incentivan a jugar por amor a la camiseta", manifiesta Enríquez.

Dominique Quiroga es una de las becadas del equipo. La universidad le cubre el 30% del pago anual de sus estudios. "Es un honor representar a la San Francisco. Cuando te pones la camiseta sabes la responsabilidad que esto conlleva", afirma la jugadora de 19 años.

Todas las jugadoras becadas deben cumplir un promedio mínimo en lo académico. Ellas se dan tiempo para planificar sus agendas. Samantha afirma: "no es fácil jugar y estudiar, pero si eso te gusta deben hacer sacrificios".

Carolina Lara admite que no es fácil el trabajo que se realiza con las chicas. Ella sabe que falta mucho por mejorar en el fútbol femenino. "En el Ecuador no existe fútbol profesional femenino, quien diga eso es porque no sabe nada sobre esto", agrega Lara.
El propósito del cuerpo técnico es que el equipo se convierta en uno de alto rendimiento. Las chicas se entrenan en las canchas de la Liga Barrial Cumbayá; también usan el gimnasio e instalaciones médicas de la Universidad.

El trabajo que realizan originó que lleguen a probarse de 3 a 4 chicas al mes. "Nosotros no somos escuela de fútbol, la señoritas que se vienen a probar ya deben tener un nivel de juego", señala Lara.

Martina Aguirre, de 15 años, lleva dos meses entrenando con el grupo. Ella estudia en el colegio Americano y divide su tiempo entre las clases, los entrenamientos, la familia y los amigos. "No es fácil acostumbrarse a este ritmo de vida, es cansado pero ya cuando uno se acostumbra es sencillo", confesó Martina.

Ella sabe que es la menor del equipo, pero no tiene miedo en entrar a disputar una pelota con alguien mucho más alta y fuerte. "Existe una buena relación con todas, las considero mis hermanas. En la cancha hago lo que me gusta que es jugar y siempre trato de hacerlo bien", manifiesta Aguirre.

Carolina Lara comenta cuál es el objetivo de la universidad con este proyecto deportivo. "Buscamos que las chicas puedan llevar los estudios y el deporte de la mano".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)