20 de abril del 2016  00:00

La paralización del torneo local beneficia a tres clubes

Mario Rizotto, de Independiente del Valle, fue uno de los jugadores que se lesionó por la cantidad de partidos en este año. Foto: Juan Cevallos/API

Mario Rizotto, de Independiente del Valle, fue uno de los jugadores que se lesionó por la cantidad de partidos en este año. Foto: Juan Cevallos/API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 8
Mauricio Bayas

El dolor en la pierna izquierda de Mario Rizotto, volante de Independiente del Valle, ya pasó. Producto de la
exigencia física, por la acumulación de partidos en dos torneos, sufrió un desgarro de tres milímetros en su
pierna izquierda.

Con fisioterapia, hielo y ejercicios, el uruguayo logró recuperarse para volver a jugar en el equipo de los 'Rayados' tanto en el campeonato como en la Copa Libertadores.

La acumulación de partidos fue determinante en la lesión del futbolista. En los cuatro meses que ha pasado de este año, Rizotto ha jugado 549 minutos en la Copa Libertadores y 701 minutos en los 10 partidos del torneo local. La lesión le impidió jugar el último partido de la fase de grupos. Estuvo en los otros siete cotejos.

"Los muchachos están cansados por la cantidad de partidos que hemos tenido. Se logró tener una oxigenación con la paralización imprevista", dijo el DT Pablo Repetto.

Independiente del Valle, Emelec y Liga de Quito acumulan partidos por su participación en el campeonato local y en
Copa Libertadores.

Los 'Rayados', por ejemplo, han jugado 18 partidos desde el arranque de la temporada. Los albos y los azules tienen partidos diferidos por cumplir, luego de su eliminación copera.

La suspensión del torneo, resuelta por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), servirá para un descanso reparador de los futbolistas.

El plantel de Sangolquí no se entrenó domingo y lunes, tras la suspensión de la fecha 12 y recién regresó ayer a las prácticas. El equipo ahora se alista para afrontar los dos duelos de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores.

El desgaste físico de los tres clubes ha sido mayor que el del resto de planteles de la Serie A. Los viajes, entrenamientos y el cansancio de correr en canchas en mal estado también ha sido otro dolor de cabeza para los preparadores físicos.

César Benalcázar, preparador físico de El Nacional, explica que hay desbalances entre uno y otro equipo por la cantidad de partidos. "Cuando no se juega un fin de semana hay que planificar actividades distintas. Un futbolista de alto rendimiento no puede dejar de tener actividad durante el fin de semana".

La potencial paralización del torneo también beneficiará a otros clubes como Liga de Quito. El conjunto albo contrató a
Álvaro Gutiérrez como nuevo entrenador, el cual tendrá tiempo de conocer mejor el equipo para intentar sacarlo del último lugar.

Los albos tienen partidos diferidos que les permitirían recuperarse en la tabla. Una de las opciones que han tenido los clubes en este año es que el torneo no se paraliza en las fechas de eliminatorias. Un club puede diferir partidos solo si aporta con más de cuatro jugadores a la Selección.

Según el calendario de la FEF, estaba previsto que el torneo se paralice el 15 de mayo para dar prioridad a la preparación de las Selección para la Copa América Centenario, que será en Estados Unidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)