1 de julio de 2014 20:47

El goleador Énner Valencia es la ‘mina de oro’ del Pachuca

El jugador Énner Valencia durante el partido de la Selección ecuatoriana contra Inglaterra el 4 de junio de 2014. Foto: AFP

El jugador Énner Valencia durante el partido de la Selección ecuatoriana contra Inglaterra el 4 de junio de 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 22
Contento 0
Redacción Deportes 
deportes@elcomercio.com
Quito

Énner Valencia todavía no tiene fecha de retorno a México. El goleador -figura de la Tricolor en el Mundial- espera una notificación del club Pachuca mientras aprovecha sus vacaciones en Ecuador.

Andrés Fassi, vicepresidente del Pachuca, admitió que tras la campaña del esmeraldeño en Brasil (tres goles en la fase de grupos) su cotización se elevó. “Es difícil retenerlo. Las opciones que llegan por un jugador de este nivel son para pensarlas”, declaró el directivo a la cadena ESPN.

El Pachuca pagó USD 4,5 millones a Emelec por el atacante, según la prensa mexicana. Y, ahora, el equipo define el futuro del jugador. Fassi evitó revelar los clubes que pretenden al seleccionado, pero tampoco negó que cuadros ingleses están entre los interesados.

En México, al seleccionado se lo vincula a los clubes Everton, Newcastle y West Ham.

¿Qué Liga de Europa es más conveniente para Valencia? El atacante está preparado para triunfar en cualquier torneo de Europa porque tiene disciplina y talento, afirma Pedro ‘Papi’ Perlaza, el técnico que formó al futbolista en su juventud.

Valencia llegó a Sucumbíos a los 15 años para jugar en la Federación deportiva de la provincia. El ‘Papi’ llevó al delantero a esa provincia tras observarlo en Esmeraldas.

Valencia acudía con puntualidad a los entrenamientos de la selección de la Federación de Sucumbíos y no cometió actos de indisciplina, afirma Perlaza. Por esto, él insiste en que estas cualidades le permitirán triunfar en Europa o en “cualquier parte del mundo”.

Entre los 15 y los 24 años, Valencia sufrió una transformación. En Sucumbíos empezó a jugar como un clásico mediocampista ‘10’, en Emelec aprendió a jugar por los costados y en el Pachuca y en la Selección explotó como goleador.

La transformación del atacante, en esos nueve años, cambió su vida. Ahora, es elogiado y la cotización de sus derechos deportivos es millonaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)