22 de febrero de 2016 10:24

Loretta Lynch, la afroestadounidense que declaró la guerra a la FIFA

La primera afroamericana nombrada fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, fue la encargada de anunciar una macro-investigación por corrupción contra la, hasta entonces, intocable FIFA. Foto: AFP

La primera afroamericana nombrada fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, fue la encargada de anunciar una macro-investigación por corrupción contra la, hasta entonces, intocable FIFA. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 26
Agencia AFP

Primero desde la fiscalía federal de Brooklyn (sudeste de Nueva York) y luego como secretaria de Justicia estadounidense, Loretta Lynch se ha convertido en la pesadilla de la cúpula de la FIFA, desentrañando una impactante telaraña de corrupción.

¿Quién iba a decir que sería una doctora en leyes afroamericana de 56 años oriunda de un país sin tradición futbolística la encargada de sacar a la luz 25 años de fraude, lavado de dinero y otros delitos en los que están involucrados casi cuatro decenas de ahora exaltos dirigentes del fútbol mundial?

Y sin embargo, esta hija de una bibliotecaria y un pastor bautista nacida en Greensboro (Carolina de Norte, este de Estados Unidos) lo ha hecho.

Al dar a conocer la primera oleada de arrestos y procesamientos en mayo del año pasado Lynch fue contundente y denunció "la presencia de una corrupción endémica, generalizada y profundamente instaurada en el extranjero y aquí en Estados Unidos".

"Comenzando en 1991, dos generaciones de dirigentes del fútbol usaron sus cargos de confianza en sus organizaciones respectivas para pedir pagos de empresas de marketing deportivo a cambio de los derechos comerciales sobre torneos de fútbol", dijo.

De chica, su padre solía llevarla a ver juicios a los tribunales de la ciudad de Durham, una experiencia que la marcaría de por vida.

"Me di cuenta del poder que tenía el derecho sobre nuestra vida y cuán importante es que las personas que ejercen ese poder examinen cada situación con imparcialidad y equidad", explicaría en una revista profesional al referirse a aquel primer contacto con el sistema judicial.

Lynch se graduó como doctora en leyes en la prestigiosa universidad de Harvard (Cambridge, cerca de Boston) en 1984 y trabajó primero en un gabinete de abogados privado.

En 1990 ingresó en la fiscalía federal del Distrito Este de Nueva York con sede en los tribunales de Brooklyn (sudeste) , en el área de crimen violento y drogas. Durante los siguientes diez años ocupó diferentes posiciones, siempre en ascenso, hasta que en 1999 el por entonces presidente Bill Clinton la nombró fiscal federal del distrito.

Hito en la historia de EE.UU.
Lynch abandonó el cargo dos años más tarde para trabajar en el sector privado y regresó en 2010 de la mano del actual mandatario Barack Obama.

Desde su oficina llevó adelante varias resonantes investigaciones sobre fraude, lavado de dinero y corrupción contra políticos de Nueva York y grandes bancos como Citibank.

Fue allí en los tribunales de Brooklyn donde su equipo comenzó también la investigación del caso de corrupción en la FIFA junto con el FBI.

En noviembre de 2014, Obama la nominó secretaria de Justicia y si bien los senadores de la oposición republicana bloquearon durante 167 días su pliego, el 23 de abril fue confirmada, convirtiéndose en la primera mujer afroestadounidense en ocupar ese cargo.

Apenas un mes después, el pasado 27 de mayo, Lynch lanzó la bomba del "FIFAGate", que provocó movimientos sísmicos en la sede de la organización en Zúrich (Suiza) y también en casi todas las capitales del continente americano.

Luego de la segunda oleada de arrestos y acusaciones en diciembre pasado, el número de procesados se eleva a 39, la mayoría ex altos dirigentes del fútbol americano, y dos importantes compañías de marketing deportivo.

El escándalo ha afectado al propio presidente dimisionario de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, suspendido por ocho años de toda actividad ligada al fútbol, al igual que Michel Platini, presidente de la UEFA desde 2007.

Para Loretta Lynch el Departamento de Justicia podría ser la plataforma de lanzamiento para un cargo aún más importante en su país, la Corte Suprema, ya que su nombre suena para reemplazar a Antonin Scalia, miembro del máximo órgano judicial fallecido el 13 de febrero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)