12 de septiembre de 2017 00:00

Liga priorizará la defensa en el Maracaná

Hernán Barcos (centro), durante un ejercicio de calentamiento de los albos realizado en el complejo de Pomasqui. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Hernán Barcos (centro), durante un ejercicio de calentamiento de los albos realizado en el complejo de Pomasqui. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 19
Redacción Deportes

Ánderson Julio se entrenó ayer sin inconvenientes tras el susto que pasó el sábado. Ese día, en pleno partido ante el Macará, se recostó en el césped de la Casa Blanca, se topó los muslos de sus piernas y su rostro evidenció dolor.

“Afortunadamente, solo fue un calambre”, reconoció el imbabureño, ya recuperado de la dolencia. Ayer, realizó tareas leves con los jugadores que fueron titulares con Liga de Quito en la victoria (2-0) sobre el conjunto ambateño.

Con Julio recuperado, 20 jugadores del plantel azucena tenían previsto viajar la tarde de ayer a Río de Janeiro para medirse al Fluminense. El compromiso de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana será el jueves, desde las 17:15, en el estadio Maracaná. Será dirigido por el árbitro paraguayo Julio Quintana.

Se trata de un duelo histórico para la ‘U’. Derrotó al conjunto brasileño en las finales de la Libertadores 2008 y Sudamericana 2009. En las dos ocasiones, LDU celebró los títulos en el Maracaná.

El entrenador Pablo Repetto reconoció esos antecedentes, pero recalcó que el triunfo sobre los ambateños le permitirá planificar el cotejo con mucho optimismo.

Para el estratega uruguayo, su equipo debe tener equilibrio en su juego, aunque reconoce que mantener seguridad en la defensa es su principal preocupación. “Antes a Liga le costaba mucho sacar adelante los partidos por problemas en la defensa. Hemos trabajado en ese aspecto”.

En el Maracaná, el charrúa se reencontrará con los ecuatorianos Jefferson Orejuela y Júnior Sornoza, a quienes dirigió en el Independiente del Valle, que llegó a la final de la Libertadores 2016.

Repetto bromeó y aseguró que si sus expupilos quieren apostar aceptará el reto. Después, aclaró que el ‘Flu’ puede sentir presión puesto que sus seguidores y los periodistas le exigirán una victoria.

Este encuentro marcará, además, la reaparición de Hernán Barcos en el ataque de los azucenas. El goleador argentino fue suspendido en el campeonato tras una agresión que cometió a Rinson López, de El Nacional, el 20 de agosto por el torneo local. Desde entonces, no ha jugado oficialmente.

Con el ‘Pirata’ en el ataque, el delantero Juan Luis Anangonó pudiera ser relegado al banco de los suplentes. La intención del entrenador es que sus dirigidos mantengan la concentración en la defensa y sean efectivos cuando tengan opciones de avanzar al arco rival.

Los albos reconocerán el miércoles 13 de septiembre la cancha del Maracaná

La delegación universitaria se hospedará en el Hotel Sheraton Gran Río durante su permanencia en la ciudad brasileña, explicó Santiago Jácome, gerente deportivo.

El plantel ecuatoriano tiene previsto entrenarse hoy por la tarde en una cancha de un club carioca. Mañana, a las 16:30, acudirá al estadio Maracaná para realizar el reconocimiento de la cancha.

La revancha entre ecuatorianos y brasileños se disputará el jueves 14, en el estadio Rodrigo Paz Delgado, desde las 17:15 (hora de Ecuador).

Por esto, los albos solicitaron que se postergue el enfrentamiento ante Fuerza Amarilla, que estaba previsto para este fin de semana, en Machala, por el campeonato local.

El conjunto universitario ya promociona la revancha ante Fluminense. Puso a la venta las entradas en la Casa Blanca y en el estadio Atahualpa. La general cuesta USD 20; la tribuna, 25, y el palco, 40. Los aficionados que adquieran las entradas en el sistema de la preventa tendrán un descuento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)