23 de agosto de 2014 15:44

Libia renuncia a organizar la Copa de África de 2017 por inseguridad

Integrantes de la milicia de Misrata vigilan afuera de un cuartel del ejército  cerca al Aeropuerto Internacional de Tripoli (Libia). Militantes rivales combaten por el control del principal aeropuerto de Tripoli, que ha estado cerrado desde el 13 de jul

Integrantes de la milicia de Misrata vigilan afuera de un cuartel del ejército cerca al Aeropuerto Internacional de Tripoli (Libia). Militantes rivales combaten por el control del principal aeropuerto de Tripoli, que ha estado cerrado desde el 13 de julio de 2014. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
AFP
París

Libia renunció a organizar la Copa de África de Naciones (CAN) 2017 debido a una "situación de seguridad inestable", anunció este sábado la Confederación Africana de Fútbol (CAF) en un comunicado.

"Una delegación libia encabezada por el ministro de Juventud y Deportes, que comprendía al presidente de la Federación de Fútbol, lo ha notificado al presidente de la Confederación Africana de Fútbol Issa Hayatou", durante una reunión el viernes en la sede de El Cairo, explicó la CAF en el texto.

La CAF anunció además a sus 54 federaciones miembros la apertura de un plazo hasta el 30 de septiembre para presentar su candidatura. "Se seleccionará a un país anfitrión que ya tenga la mayor parte de las infraestructuras requeridas", señaló en el comunicado.

El Comité Ejecutivo de la CAF escogerá al organizador de la competición de 2017 durante el 2015, precisó la entidad.

Libia ya tuvo que renunciar a organizar la CAN en 2013 debido a la revolución de 2011 que puso fin al régimen de Muamar el Gadafi. El torneo se disputó finalmente en Sudáfrica, que se benefició de las infraestructuras y los estadios del Mundial 2010.

Desde la muerte de Gadafi en 2011 las autoridades de Trípoli son incapaces de controlar a las decenas de grupos armados compuestos por antiguos rebeldes que se aprovechan de la ausencia de un ejército y de una policía estructurada.

La violencia de finales de julio y principios de agosto ha llevado a numerosos países occidentales a evacuar a sus ciudadanos y diplomáticos.

De esta forma la decisión de renunciar a la organización del torneo no es una sorpresa. El esceptismo acerca de la capacidad de Libia para organizar la competición más importante del continente era grande y finalmente se cumplieron los vaticinios.

Issa Hayatou ya había expresado sus dudas al finalizar la CAN-2013. "Podemos encontrar países preparados, tal vez incluso Sudáfrica. Siempre tenemos un plan B. Estamos preparados para reemplazar a Libia si no se dan las condiciones. Todavía tenemos temores, de vez en cuando escuchamos que se mata a personas y esto nos lleva a ser prudentes", dijo entonces.

Pero la CAF había permitido en marzo de 2013 a Libia acoger partidos internacionales de clubes, decisión que fue respaldada en abril por la FIFA para la organización de choques internacionales.

Entonces las autoridades de Trípoli habían expresado su "determinación" para garantizar la CAN-2017 en el 60º aniversario del torneo.

"La organización de la CAN permitirá a Libia lograr la normalización de la vida y promover los objetivos de desarrollo", había subrayado el ministro de Juventud y Deportes Adessalem Ghouila.

El regreso del caos en los últimos meses ha terminado con sus esperanzas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)