19 de mayo de 2016 00:00

María Sol Muñoz, una de las seis mujeres que dirige la FIFA

María Sol Muñoz Altamirano  fue relacionista de U. Católica. Pasó por el SRI. Es asesora legal en la Empresa de Movilidad del Municipio. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

María Sol Muñoz Altamirano fue relacionista de U. Católica. Pasó por el SRI. Es asesora legal en la Empresa de Movilidad del Municipio. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 37
Martha Cordova
Quito

Todo comenzó con el álbum de fotos del Mundial México 1986. “Con mi primo Andrés (Pérez) decidimos llenar el álbum con los cromos de los jugadores de cada selección. Ahí nació mi contacto con el fútbol”, detalla María Sol Muñoz Altamirano.

La quiteña, de 40 años de edad y doctora en Jurisprudencia, es la representante de la Confederación Sudamericana de Fútbol ante la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). “Como ya teníamos el álbum lleno vino luego el interés de ver a los jugadores de esos cromos. Quedé encantada con el fútbol”, relata.

Una vez finalizado el Mundial, su tío Fernando empezó a llevarla al estadio. “La primera vez que fui al estadio Atahualpa fue a un partido de Copa Libertadores. Liga enfrentó a Concepción de Chile y ganó 4 por 0. Me encantó el fútbol, los goles, la pasión de las barras. Desde ahí no he dejado de ir”. Sus padres, Jaime y Yolanda, no se oponían, pero tampoco le acompañaban al estadio.
Luego conoció a Diego Cajas, quien hoy es su esposo. “Estudié mi carrera en la Universidad Católica, pero no iba a ver jugar al equipo. En la época de novios íbamos al estadio y claro, nació ese amor por el equipo del que soy hincha”.

Ahora la familia completa es seguidora de la Católica, incluidos sus hijos, Juan Ignacio y Francisco José de 8 y 7 años, que también practican fútbol. “Yo sí soy pésima”, recalca mientras tomaba el balón y se disponía a posar para las gráficas de este reportaje.
Los fines de semana, el ritual de la familia es ir al estadio, pero también mirar por televisión los partidos del FC Barcelona y el Real Madrid de España, de Boca Junior de Argentina. “Y ahora quisiera conocer todos esos estadios”.

Ponerse la camiseta de la Católica le trae recuerdos de su paso, por dos años, por el club como su relacionadora pública. “Esta camiseta me la regaló Diego Benítez”, ahí también conoció al DT Jorge Célico, al que estima y respeta. Él es un caballero”, dijo.

Pero María Sol también tiene sus cábalas. Se pone siempre las camisetas de la Católica del año anterior. “Y siempre nos va bien”. Y también viste la camiseta de la Tri, con la que la Selección se clasificó al Mundial 2002. “Me fui con esa camiseta a todos los partidos de las eliminatorias para Alemania 2006, y clasificamos”. Para Sudáfrica 2010 no fue al estadio porque estaba embarazada o sus hijos recién nacidos. Repitió para Brasil y ahora lo hace para Rusia 2018”.

Hace una semana viajó a México para tomar posesión de su cargo en el Comité Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF). Con esa nominación, luego asistió a la reunión de la FIFA como su nueva integrante, donde el uruguayo Vilmar Valdez, es el otro integrante.

“El presidente de FIFA, Gianni Infantino, quiere que haya equidad de género”.

María Sol Muñoz es la delegada de todas las asociaciones de la Conmebol. No se trata solo de la Comisión del Fútbol Femenino sino de su Comité Ejecutivo. “Pensé que esa designación iba a recaer sobre alguna directiva brasileña o argentina, y me sorprendió cuando recibí la noticia. Si Dios me puso aquí es porque sabe que puedo hacerlo”.

En esa primera reunión en México le anticiparon que en octubre será la próxima reunión y donde ya será asignada a una comisión. “Me encantaría que fuera a una de proyectos con formativas”. Sin embargo, las delegadas del fútbol femenino en el país, también le han pedido que en su gestión contribuya a un mayor desarrollo de los torneos oficiales en todas las categorías. “Para mí es una obligación”.

Según el organigrama, está por sobre la Federación Ecuatoriana de Fútbol. “El presidente Carlos Villacís dijo que me invitará a conversar con los presidentes de los clubes de la Costa y de la Sierra para tratar el problema de la crisis”.

Coincidencia o no, el Mundial de México, donde nació su pasión por el fútbol, volvió a aparecer en esta nueva etapa de su vida. En ese país se encontró a exfiguras mundiales como Figo, Cannavaro, Desaily y Altobelli, de los cuales guarda los cromos del Mundial. Con todos ellos se fotografió y guarda esas gráficas en su teléfono celular.

Pero de México también se trajo una cadena y una medalla con la Virgen de Guadalupe que la porta todos los días. “Ella te guiará y te protegerá”, le dijeron Martha y Eugenia, padres de una de sus mejores amigas, Gaby López.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)