13 de octubre de 2014 09:26

El nuevo seleccionador luso pasa su primer examen oficial ante Dinamarca

El entrenador de la selección portuguesa, Fernando Santos durante el entrenamiento celebrado en el estadio Stade de France en París, Francia. EFE

El entrenador de la selección portuguesa, Fernando Santos durante el entrenamiento celebrado en el estadio Stade de France en París, Francia. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Copenhague/Lisboa

Fernando Santos se estrena como seleccionador portugués en partido oficial con un enfrentamiento de envergadura frente a Dinamarca, en Copenhague, y apremiado por conseguir un resultado positivo tras la debacle de los suyos frente a Albania que precipitó su llegada.

El conjunto nacional luso espera empezar a sumar ya en su casillero para no perder demasiado terreno respecto a su rival de mañana, actualmente colíder de su grupo de clasificación para la Eurocopa de 2016 con cuatro puntos (y un partido más).

Aunque no podrá sentarse en el banquillo por haber sido sancionado el pasado Mundial -entonces dirigía a Grecia-, Santos estará al mando de un equipo donde ha decidido innovar con una convocatoria que aúna veteranía y jóvenes promesas, además de plantear un cambio táctico de calado.

En el amistoso contra Francia del pasado sábado, el técnico luso apostó por un 4-4-2 sin delantero centro fijo, con Ronaldo y Nani intercambiándose de banda frecuentemente y con el mediapunta del Zenit Danny como apoyo por detrás.

Esta táctica difiere del 4-3-3 innegociable utilizado por su predecesor, Paulo Bento, y permite a los portugueses solventar la falta de un "nueve" de primer nivel.

El regreso de Ricardo Carvalho al eje de la zaga junto a Pepe o la entrada de Tiago en el medio del campo son dos de las opciones que baraja el entrenador para este duelo, marcado por las urgencias.

A su favor cuenta con el regreso de Cristiano Ronaldo, sensible baja en la dolorosa derrota contra Albania sufrida en casa (0-1) y que ahora asegura estar a pleno rendimiento pese a terminar el encuentro contra los "bleus" con una bolsa de hielo en la rodilla izquierda.

En contra, la baja de Fábio Coentrao, una pieza clave en el esquema de la selección por sus internadas por la banda izquierda y su conexión con Ronaldo.

Dinamarca llega como colíder de grupo con 4 puntos y con el alivio que supuso salvar a última hora un empate en casa de Albania hace apenas dos días.

Tras medirse a armenios (2-1) y albaneses (1-1), el seleccionador danés, Morten Olsen, se alegra de recibir a Portugal, un rival que prevé juegue más al ataque y le dejará huecos.

Olsen podría recuperar para este partido al capitán Daniel Agger, que causó baja por problemas de espalda pero que ya se entrenó ayer con el grupo sin aparentes problemas.

Quien sí estará seguro es Nicklas Bendtner a pesar del golpe que sufrió en Elbasan (Albania) y que le rompió la nariz.
Aunque el delantero danés aún sigue en su fase de puesta a punto en el Wolfsburgo tras no jugar casi nada en el Arsenal, Olsen no tiene otro ariete de similar nivel a Bendtner, al que además se le suele dar muy bien Portugal.

El veterano lateral Lars Jacobsen podría entrar en el once titular para cubrir a Ronaldo, a quien ya ha marcado con relativo éxito en otras ocasiones.

Alineaciones probables:
Dinamarca: Schmeichel; Ankersen o Jacobsen, Kjr, Bjelland o Agger, Boilesen; Kvist, H jbjerg; Kahlenberg, Krohn-Dehli, Eriksen; Bendtner.

Portugal: Rui Patrício; Cédric, Ricardo Carvalho, Pepe y Eliseu; Tiago, William Carvalho, Joao Moutinho, Danny; Cristiano Ronald y Nani.

Árbitro: Felix Brych (Alemania).

Estadio: Parken (Copenhague).

Hora: 18:45 GMT (13:45 hora de Ecuador)

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)