22 de agosto de 2015 15:01

El Espanyol de 'Felipao' venció 1-0 al Getafe en el inicio de la Liga española

El centrocampista del Espanyol Salva Sevilla (d) celebra con su compañero Felipe Caicedo la consecución del primer gol de su equipo en partido ante Getafe. Foto: EFE

El centrocampista del Espanyol Salva Sevilla (d) celebra con su compañero Felipe Caicedo la consecución del primer gol de su equipo en partido ante Getafe. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Felipe Caicedo fue el único hombre en punta durante el partido en que su equipo el Espanyol derrotó hoy, 22 de agosto, al Getafe en la primera jornada de la Liga BBVA.

El Espanyol se adelantó en el minuto tres en el Power8 Stadium con un gol de falta directa de Salva Sevilla y se aferró a esta renta (1-0) en cuanto el Getafe, que jugó los últimos minutos con un hombre menos, mostró su cara más incisiva.

Los madrileños dispusieron de ocasiones muy claras en el tramo final del choque, pero no hallaron el premio del empate.

La temporada arrancó de fábula para los catalanes, ya con tres puntos en el bolsillo. Salva Sevilla levantó al estadio a los tres minutos con un derechazo desde la frontal. El centrocampista envió al balón a la escuadra, sin opción para Guaita. El empuje blanquiazul era evidente, con Caicedo liderando la parcela ofensiva.

El Getafe dispuso de turno de réplica a los cinco minutos tras un ligero despiste defensivo del anfitrión. Ni Pau López, bajo palos, ni Arbilla pudieron bloquear el balón y Javi López bajó desde la medular para evitar la amenaza de Sarabia.

El bloque azulón no disponía de muchas opciones claras en los primeros compases.

A medida que avanzaba el cronómetro, los de Fran Escribá se plantaron mejor en el césped. El Espanyol ya no era tan incisivo desde las bandas y el conjunto visitante dominó más el balón. También dispuso de más ocasiones, aunque siempre tímidas. La defensa local había rebajado su tensión y permitía más facilidades.

Las llegadas de Sarabia, Damián Suárez y Pedro León examinaban la zaga blanquiazul, aunque no inquietaron a Pau. Los de Sergio González, por su parte, apenas tenían presencia en el área rival, más allá de algún disparo aislado de Montañés. Los dos porteros estaban muy tranquilos.

En la reanudación, el Getafe mantuvo la presión en campo contrario. Su inicio, liderado por Pedro León, fue más intenso que el del Espanyol, atenazado atrás y sin claridad de ideas. El entrenador blanquiazul intentó cambiar el guión con la entrada del delantero Gerard Moreno, nuevo fichaje, ovacionado por la afición.

El conjunto madrileño tenía oportunidades para empatar, sobre todo, a balón parado. Disfrutaba de más saques de esquina y de una falta peligrosa en la frontal en el 64, que el exblanquiazul Álvaro Vázquez envió a la barrera. El anfitrión decidió protegerse y cambió al ariete Caicedo por el mediocentro Cañas: volvía al 4-2-3-1.

El ritmo y el balón era azulón, mientras que el Espanyol dio un paso atrás y dejó a Gerard arriba, muy solo. Le acompañaba algún destello de Montañés. La lesión del central Álvaro obligó al técnico a mover las piezas, bajar a Víctor Álvarez al lateral, desplazar a Duarte al eje y dar entrada a Burgui por la banda izquierda.

La solución no llegaba para el Getafe. Dominaba el partido, pero parecía imposible que marcara. Además, los problemas se le acumulaban. En el 82, Vergini vio la segunda amarilla tras derribar a Gerard Moreno. Con diez, sus opciones de empatar mermaban aún más. Incluso el propio Gerard pudo ampliar la ventaja en una contra.

La última ocasión visitante fue la más peligrosa del partido. A falta de cuatro minutos para el final, Álvaro Vázquez perdonó un tanto cantado tras recibir una asistencia de Ian en el segundo palo, con la portería vacía. El balón se paseó por la línea de fondo. Fue el último susto para el Espanyol, que insistió hasta el final con Moreno y Burgui.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)