23 de noviembre de 2017 19:13

Ecuador perdió en los penales ante Colombia y se llevó la medalla de plata en Bolivarianos

Deiber Caicedo (der.) de Colombia celebra después de anotar contra Ecuador durante el partido de fútbol final en los XVIII Juegos Bolivarianos en Santa Marta, Colombia, el 23 de noviembre de 2017.  AFP

Deiber Caicedo (der.) de Colombia celebra después de anotar contra Ecuador durante el partido de fútbol final en los XVIII Juegos Bolivarianos en Santa Marta, Colombia, el 23 de noviembre de 2017. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Benditofutbol.com

Ecuador tuvo todo para ganar la medalla de oro en un partidazo por la final de los Juegos Bolivarianos este jueves 23 de noviembre. En el tiempo reglamentario empató 2-2 con Colombia, pero en los penales, los cafeteros se adjudicaron la presea de oro.

El partido fue dramático e intenso. A los colombianos los impulsó decisivamente el apoyo de los hinchas que llenaron el estadio de Santa Marta. Los aficionados cantaron sin parar y los jugadores se contagiaron con ese ánimo en el segundo tiempo.

En el primero, sin ese fervor evidente en las gradas, el cotejo fue más parejo. Los pupilos del DT Xavier Rodríguez controlaron a momentos el esférico y generaron las opciones más claras de gol con sucesivos toques, velocidad y habilidad.

Así nació el primer tanto, en una rápida salida tras una recuperación del esférico. Santiago Micolta, a los 41 minutos, corrió por la izquierda mientras Jordan Rezabala por el centro halaba la marca de dos defensores cafeteros. El ariete ecuatoriano aceleró la corrida y definió ante la salida del golero local.


En el segundo tiempo el dominio colombiano fue absoluto, porque el bullicio en las gradas fue un estímulo para los jugadores locales, que lograron someter a los ecuatorianos. La ‘Mini-Tri’ tuvo complicaciones para contenerlos y tras una lluvia de centros, Deiver Caicedo igualó el marcador en el minuto 67.


El minuto de hidratación que el árbitro ordenó sirvió para que el DT Rodríguez reordenara al equipo. Sus dirigidos salieron con mayor concentración y cerraron las bandas, por donde Colombia causó estragos. Y generaron contragolpes que no fueron aprovechados por Rezabala y Micolta, los más peligrosos en la ofensiva.

Finalmente, en el tiempo reglamentario, el partido volvió a ser parejo, con la lucha del balón centrada en el medio campo. Ambos combinados juveniles buscaron el arco contrario, pero se cuidaron de dejar espacios para los contraataques.

En el minuto 104, Rezabala recibió un pase abierto hacia la izquierda, corrió directo hacia el portero cafetero y definió con sutileza para adelantar nuevamente a Ecuador para algarabía del banco de suplentes tricolor. Los muchachos se abrazaron porque su rival poco a poco perdió ideas en el medio campo y con ello, chances de gol.


Colombia
intentó igualar, pero en esa desesperación perdió balones en las salidas y la ‘Mini-Tri’ estuvo cerca de ampliar la ventaja. Por eso, los minutos finales fueron dramáticos.

Pero, empujado nuevamente por el público, con entrega más que con argumentos futbolísticos, Colombia otra vez empató el cotejo en un tiro de esquina, en el minuto 115. El espigado Fabián Ángel puso la igualdad ganándole a los centrales tricolores en el salto.


​Y para concluir con el dramatismo en este cotejo, ya en los penales, Colombia gozó de mayor efectividad y se quedó con la codiciada presea dorada. Ecuador, en cambio, se llevó la de plata.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)