13 de February de 2015 21:36

Volver a la capital fue su motivación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Alex Puruncajas

Los familiares de Franklin Salas están felices con la vinculación del delantero al Deportivo Quito. Dicen que por fin -luego de cinco años-  el futbolista está en un club de la capital ecuatoriana, la ciudad en la que ellos residen.

El ‘Mago’, un apodo que se ganó por sus indescifrables gambetas en las canchas, ahora está en casa, junto a su esposa Verónica Cando y a sus hijos Joshua y Keisha. Pero un grupo de hinchas de LDU dicen que él está en la casa de su eterno rival: Deportivo Quito.

Salas, de 33 años, fue pasabolas de Liga de Quito. Ahí, se formó como futbolista, debutó en la Primera División, conquistó cinco títulos nacionales y tres Copas internacionales y se volvió un ídolo.

Esa época de esplendor para el delantero -con lesiones de por medio- transcurrió entre el 2000 y el 2010. Luego, él se convirtió en una especie de ‘trotamundos’ del fútbol: pasó por el Estrella Roja de Serbia, Imbabura, el Godoy Cruz, Liga de Loja y el Olmedo.

Olmedo descendió a la Serie B en el 2014 y Salas meditó sobre su futuro. Intentó vincu­larse a la ‘U’ y proyectó su retiro, pero no halló espacio y empezó a escuchar propuestas de otros equipos.

El ‘Pato’ Borja, hincha y asesor financiero del club azulgrana, lo llamó en enero y le hizo la propuesta de vincularse a la ‘AKD’. “Por muchos años, yo veía que el Quito podía ser ideal para que Salas tuviera su revancha en el fútbol. Él necesitaba proyectar su carrera y lo mejor era hacerlo en la tienda contraria del equipo en el que fue un ídolo”, recuerda el radiodifusor y presentador
de televisión.

Borja sugirió a Joselito Cobo -presidente del equipo chulla- que contratara al futbolista. El tema se discutió en el Directorio del plantel y no hubo aceptación unánime, reveló Borja. Pero el fichaje se concretó luego de una reunión privada entre el directivo, el jugador y el locutor radial.

“No estoy resentido con Liga. Esto es fútbol. Simplemente tengo que ser agradecido con el Quito, que me dio una oportunidad”, dice el futbolista tras la práctica del jueves pasado, en el Complejo de Carcelén, su nuevo sitio de concentración.

En este escenario, las cosas son nuevas para el futbolista. Hay escudos del Deportivo Quito en las paredes y varios empleados e hinchas identificados con la ‘AKD’….

También están los nuevos compañeros, la mayoría de ellos nuevos en el equipo y con ganas de sobresalir en el fútbol. En ese grupo están Marlon Ganchozo y Byron Cano, los únicos que han compartido los vestuarios con Salas en equipos de la Serie A. Ellos ven con agrado la vinculación del delantero, pero sobre todo quieren que el club mejore en el aspecto colectivo.

Viaja tres veces a la semanaa Ambato para estudiar. Salas empezó a proyectar su retiro desde hace tres años. Estima que el 2016 planificará su partido de despedida y dejará la carrera que lo llevó a la Selección ecuatoriana.

Por ello, desde hace seis meses, estudia la carrera de Dirección Técnica, en Ambato. Las clases se realizan de lunes a miércoles, entre las 19:00 y 21:00. Por ello, él viaja todos los días desde la capital, en su auto. Quiere obtener el título para dirigir en el futuro a nuevos talentos.

Mientras eso ocurre, quiere mejorar su nivel en las canchas. El año pasado solo jugó 15 encuentros con Olmedo y marcó dos goles. El club descendió a la B. Ahora, el atacante aspira a jugar un partido completo en la ‘AKD’ bajo el mando del DT Tabaré Silva y hasta habla sobre la posibilidad de marcar un gol ante Liga. “Depende del trámite del partido. Pero si festejo será con la gente del Quito y no como una falta de respeto a Liga”.

Pepe Ureña, hincha apasionado de la ‘U’, no está enojado con el jugador por su vincu­lación al Quito.

“Las declaraciones que hicieron en Liga acerca de Salas no fueron adecuadas. Le deseo lo mejor”, dice Ureña. Él se refiere a la negativa de Zubeldía de incluir al delantero en su plantilla de jugadores.

“Me sentí como en una entrevista de trabajo cuando hablé con Zubeldía. Duele un poquito que llegue un técnico y te diga ‘tú quién eres”, se lamentó el jugador. El técnico, en una rueda de prensa, se limitó a decir que solo le comunicó la decisión al jugador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)